Irene Rosales destapa la verdad de los audios de Isabel Pantoja a su nieta:

La supresión de la comunidad Pantoja continúa dando qué musitar. En esta ocasión, ha sido un enfrentamiento entre Irene Rosales e Isabel Pantoja el que ha hecho sonar las alarmas. La tonadillera envió unos audios a su nuera para felicitar el cumpleaños a su nieta Ana. Sin incautación, Rosales afirmó que los mensajes que había mandado la cantante «no eran apropiados para una pupila de cinco primaveras».

Por si fuera poco, Kiko Rivera incluso trató este asunto en su última entrevista en Lecturas, donde expuso las inadecuadas palabras que mencionó Pantoja a la pequeña: «Si tu origen tiene tiempo entre tele y tele que te ponga este audio. Soy tu abuela, la que creen que está muerta. ¡He resucitado!». Esta semana, la tonadillera decidió mostrar el contenido de los dos audios que envió a su nieta en ‘El software de Ana Rosa’ para desmentir las palabras de su hijo.

Delante este movimiento, Irene Rosales ha cubo su opinión al respecto en ‘Viva la vida’: «Ella está en todo su derecho de mandar los audios. No me lo esperaba, pero siquiera me preocupa porque yo incluso tengo los audios, eran tres», afirmó la colaboradora frente a Emma García. «Hay dos que son súper parecidos, pero el primero es el más ofensivo, por la situación que yo acabo de acaecer», explicó Rosales, quien aseguró que su pareja no había mentido en ningún momento sobre el contenido del mensaje, aunque no lo dijese de forma «textual».

Lo que le molestó del audio

Emma García quiso asimilar si Irene Rosales estaba dispuesta a mostrar el polémico mensaje que Pantoja no envió a ‘El software de Ana Rosa’, y que por lo tanto confirmaría la traducción de Kiko Rivera y ella: «Yo no lo voy a enseñar, pero te puedo afirmar lo que dice el audio y por qué me molesta. Estoy en la situación en la que acaba de vencer mi padre. Ella dice ‘he resucitado, me daban por muerta’, y eso me ha sentado muy mal«, confesó la tertuliana en ‘Viva la vida’, quien aseguró suceder tenido que sentarse a musitar con sus hijas para explicarles que en menos de un año «su abuelito y su abuelita han fallecido».