*En elaboración

La sombra del viernes 20 de noviembre, Telecinco emitió la segunda entrega de ‘Cantora: la herencia envenenada’, en la que el software contó con la presencia de Teresa Rivera, hermana de Paquirri y excuñada de Isabel Pantoja, para murmurar del pasado en popular con la tonadillera. Encima, en plató además estuvo Pepi Valladares, exasistente de Pantoja, quien acabó relatando algunos episodios proporcionado surrealistas vividos en el pasado, cuando trabajaba para la actor, y relacionados con el cuartos.

Hablando de las polémicas desapariciones del contenido de varias cajas fuertes en el entorno de Pantoja, Valladares intervino para recapacitar cómo vivió el registro policial de la finca «La pera», tras la detención de la tonadillera, en 2014. «La caja robusto estaba en un pasillo con una puertecita blanca de rejilla y, como ellos dijeron que no se acordaban de la esencia, se liaron a martillazos y la abrieron», relató la invitada, que concluyó confesando que «no se llevaron el cuartos, porque la caja robusto estaba vacía». De hecho, quien fuera una empleada de confianza de la tonadillera, explicó que el cuartos en efectividad estaba en una maleta y que habría sido la propia Isabel Pantoja quien, por señas, le habría indicado a Valladares lo que tenía que hacer supuestamente con él.