James Franco llega a un acuerdo con sus exalumnas tras ser demandado por

El actor estadounidense James Franco ha conseguido conservarse a un acuerdo con Sarah Tither-Kaplan y Toni Gaal, dos de las alumnas que le demandaron en 2019 por «conductas sexuales inapropiadas». Las alumnas de su escuela de interpretación, Studio 4, le demandaron acusando al actor de crear «una red de mujeres explotadas sexualmente a su conveniencia«, prometiendo un papel en las películas que él mismo dirigía.

Según la lectura de las alumnas, Franco obligaba a nutrir «escenas de sexo cada vez más explícitas frente a las cámaras» simulando una orgía, una maña que habría alto críticas en Hollywood al imponerse a unas estudiantes. En el caso de Tither-Kaplan, no era la primera denuncia por «conducta sexual inapropiada» que interponía a Franco, ya que en 2018 ya lo demandó por el mismo motivo tras la vencimiento del actor en los Globos de Oro por su película «The Disaster Artist».

Tanto en la primera demanda como en esta segunda vez, el propio James Franco y su equipo de abogados afirmaban que las acusaciones era «falsas y difamatorias», con actos «malinterpretados», encima de alegar que lo hacían «para chillar la atención». No obstante, el actor se pronunció en ‘The Late Show with Stephen Colbert’ afirmando que «si había hecho poco mal, lo arreglaré. Tengo que hacerlo«. El acuerdo se presentará frente a las cortes para su aprobación el próximo 15 de marzo.

La trayectoria de James Franco

James Franco es un actor agradecido internacionalmente por interpretar al mejor amigo de Peter Parker (interpretado por Tobey Maguire) , Harry Osborn, en la trilogía dirigida por Sam Raimi de «Spider-Man». Tras ello, ha participado en otras películas de gran éxito como «Come, reza, ama», dirigida por Ryan Murphy y co-protagonizada por Julia Roberts y Javier Bardem; o «127 horas«, por la que le nominaron a Mejor Actor en los Oscar 2011. En la presente compagina su trabajo de actor, con la dirección de sus propios trabajos y su fase como escritor.