Javi Martín, mítico presentador de 'Caiga quien caiga':

El que fuese presentador de la primera etapa de ‘Caiga quien caiga’ en Telecinco Javier Martín, ha visitado este viernes 11 de septiembre ‘La hora de La 1’. Lo ha hecho para hacer una inesperada confesión y vislumbrar un problema del que tan pronto como se deje a día de hoy en medios de comunicación: el suicidio. Este ha querido reflexionar con Mónica López y su equipo acerca de un tema que a día de hoy parece tabú en nuestra sociedad y que él conoce de primera mano ya que intentó hacerlo tiempo antes.

«Hola, soy Javi Martín y en el año 2012 caí en depresión e intenté suicidarme». Así de persuasivo ha empezado este su intervención para posteriormente explicar los problemas psicológicos que le llevaron a intentar quitarse la vida primaveras antes y confesar encima que «hoy tengo la fuerza para poder explicarlo en televisión». Este tiene claro que visibilidad un tema como este en medios de comunicación puede ser esencial para librar vidas, por ello, con su propio evidencia ha querido intentar conseguirlo.

Martín ha explicado que él sufre un trastorno bipolar, que en 2012 se unió a una depresión que sin duda le trastocó psicológicamente y que le llevó al que sin duda ha sido el peor momento de toda su vida. «Pensaba que no podría salir (…) estaba hundido y con un sufrimiento, depresión y con una angustia», ha seguido contando. Ha recordado que es fundamental pedir ayuda y dejarse ayudar luego por profesionales en la materia. «Se puede salir, pero en manos de profesionales», ha sentenciado al respecto.

Lo ha superado con éxito

Una vez superó ese importante zanja psicológico y emocional, Martín ha seguido tratándose y a día de hoy se medica por lo mismo. Respecto a esto, explica que «cuando veo que me viene el bajón, voy a mi psiquiatra para que me de las pastillas y me las tomo». Este tiene claro que no pasa por tomar prescripción ya que «es algo químico (…) que hay que combatir» y precisamente este tratamiento que recibe le ayuda a poder padecer una vida ordinario como la que tiene a día de hoy, ya que este puede hacer una vida sin ningún tipo de problema respecto a otras personas.

Por final, Martín se ha mostrado fastidioso con lo que sucede en nuestra sociedad, donde defiende que hay «un tabú sobre el suicidio (…) porque el entorno de la persona que se ha suicidado lo siente como un fracaso». Este cree que positivamente el fracaso es de la sociedad en universal y reflexiona con el hecho que se superen los 3.600 suicidios al año y que no haya ni visibilidad ni medidas al respecto. El presentador y actor cree que conversar de ello por ejemplo en televisión no genera ningún tipo de «efecto llamada»; todo lo contrario, puede ayudar a personas que están en una situación igual de nefasta que la que tenía él tiempo antes.