Jesús Sánchez, concursante de 'La isla de las tentaciones 3', positivo en coronavirus

Los rostros de nuestra televisión están tan expuestos, o más, a la situación sanitaria en la que nos encontramos. El final en «caer en las garras» del fatídico Covid-19 ha sido Jesús Sánchez Seda, la expareja de Óleo García y uno de los protagonistas de la tercera tirada de ‘La isla de las tentaciones’. En pleno confinamiento, el propio Jesús ha afirmado que está «muy apurado», pero que se encuentra adecuadamente.

Tras unos días desaparecido de las redes sociales, sus seguidores mostraban su incertidumbre y asombro, dada la presencia que suele tener Jesús en las mismas. Es por ese mismo motivo por el cual, el exnovio de Óleo decidió ser sincero y relatar que había entregado positivo en Covid-19. Con una voz muy fatigada, explicaba que estaba preocupado porque «estoy muy apurado, entonces me limita a hacer muchas cosas«. De ahí su desaparición en redes para poder descansar y estar en reposo.

No obstante, afirma que la cuarentena no se le está haciendo especialmente difícil porque tienen «la suerte de poder comportarse sólo y poder hacer vida habitual en todos los cuartos sin contagiar a nadie«. Al mismo tiempo, explicaba que pasaba el rato «viendo películas, con la Play y chateando», hasta conseguir mejorar «poquito a poco».

El paso de Jesús en ‘La Isla de las Tentaciones’

Jesús entró con Óleo en ‘La isla de las tentaciones 3’ con el objetivo de reanimar su inclinación, poco que terminó por no ocurrir tras el acercamiento de la morador de Villa Montaña al tentador Isaac Torres. Desde ese momento, el andaluz vio como su hasta entonces pareja se alejaba cada vez más, llegando a probar suerte primero con Stefany Martínez y, más delante, con Lara, otra de las participantes del reality isleño. Su final fue dejar solo las playas de República Dominicana, tras la negativa de esta última a tener la cita final conexo a él.