Jorge Javier Vázquez visita a María Teresa Campos y recuerda cómo su padre descubrió que era gay

Jorge Javier Vázquez ha sido el último convidado en el canal de Youtube de María Teresa Campos. Una charla que el comunicador ha aprovechado para rememorar su temporada más polémica y amarga, cuando «cerraba los bares para ver si encontraba a alguien». Además, ha contado la anécdota que un día le descubrió su madre sobre el instante en que su padre, fallecido a los 59 años, supo era gay.

«Durante muchos años de mi vida he estado buscando novio y he metido la pata hasta el fondo, con genuinos orcos y gente horrible con tal de no quedarme solo«, reconoce el conductor de ‘Sálvame’. «Si no ligaba, volvía a casa hecho polvo», ha apuntado sobre una temporada que considera agua pasada y de la que María Teresa le recordó aquella conocida fotografía durmiendo en el sofá de una disco. «La ha visto media España», ha bromeado restándole relevancia.

La matriarca de las Campos deseó saber si a su convidado le hubiese agradado que su padre, que murió víctima de un tumor cerebral, lo hubiese visto triunfar en el planeta de la T.V.. «Creo que era el antihijo para él, lo que él siempre había soñado, pues yo era lo contrario», ha definido Jorge Javier. «Para él hubiese sido muy complicado mi popularidad, con la clase de programas que hago, porque era lo contrario a mí: un hombre callado, diría incluso que triste».

La carta de un chico

Para acabar, ha confesado que jamás charló claramente sobre su homosexualidad con su padre. «No se lo dije nunca. Me enteré de que lo sabía en una entrevista que di con mi madre para un programa de televisión en TV3, ‘El convidat’. Albert Om me preguntó: ‘¿Entonces tu padre no lo sabía?’ Y salta con toda la tranquilidad mi madre: ‘ah, no, mi marido lo sabía…'», ha recordado Jorge Javier, salvando las palabras de su madre: «Una vez, como eras tan descuidado, un chaval te escribió una carta y la dejaste por allá tu padre la leyó«. Desde entonces, ha explicado, «llegó una época en que dejó de preguntarme si me casaba y tenía hijos».