José María, segundo solicitante expulsado

Las cocinas de la novena estampado de ‘MasterChef’ siguen cociendo una estampado y, como es habitual en el concurso, un solicitante se tuvo que convertir en el eliminado de esta segunda entrega. José María, el pequeño de la estampado, dijo adiós a los fogones a posteriori de ser el peor a la hora de preparar su plato de ave y, encima, sufrir que la salsa se le quemara en los últimos minutos, lo que le impidió poder presentar el plato que él quería.

La prueba de exteriores estuvo dedicada a homenajear a los voluntarios del Parcialidad de Alimentos de Madrid que lamentablemente han tenido mucho trabajo durante la peor etapa del confinamiento por coronavirus. Para ello, contaron con la ayuda de Iván y Álvaro, los dos chefs del restaurante Arzábal. Capitaneando cada uno un equipo, finalmente el que peor parado salió fue el equipo rojo, marchando a aniquilación.

En la última prueba de la indeterminación, los aspirantes tenían que enfrentarse a un primer provocación ayer del cocinado: distinguir el maduro número posible de aves para así salvarse de la aniquilación. Aunque había dos plazas, solamente Arnau consiguió identificar dos aves, mientras que el resto de sus compañeros tan solo una. Esto llevó a que él fuera el único que subía a la soportal.

Jiaping y Toni, en la cuerda floja

En el cocinado de la prueba de aniquilación, tan solo María consiguió clamar la atención del grupo de ‘MasterChef’, siendo la primera en cerciorarse la permanencia una semana más. Ofelia y Alicia igualmente fueron reconocidas por su laboreo, lo que llevó a Jiaping, Toni y José María a la cuerda floja adecuado al bajo nivel de sus cocinados. Finalmente, los jueces decidían que el extremeño abandonara las cocinas, poniendo fin a su paso por el talent show.