Juana no ha sido

‘MasterChef’ es indudablemente el espacio de más éxito de la parrilla de Televisión Española. En su octava edición el talent espectáculo culinario no deja de encadenar máximos de audiencia mas a pesar de ello no se halla exento de polémica, en un caso así por el casting del mismo. La expulsión de Saray, una de las participantes más polémicas que ha tenido el formato durante su historia, desató infinidad de cotilleos en redes sociales tras aseverar que no se había presentado al proceso de selección abierto por Shine Iberia. ¿De qué forma pudo entrar entonces al programa? ¿Hubo algún género de «tongo»? Evidentemente no, sí debió superar todas y cada una de las fases establecidas por Shine Iberia.

Muchos acusaron a la productora de haber «colado» a Saray en el programa, mas solamente lejos de la realidad. Tal y como se explicó desde la productora, un equipo del programa descubrió en el perfil oficial de Instagram una imagen de un plato que esta había cocinado en su hogar y en el que había etiquetado al programa. Por ello, desde Shine Iberia se la invitó a participar en las pruebas presenciales y fue entonces cuando sí consiguió superarlas y entró en el programa como cualquier otro aspirante. En terminante, no había tongo de ningún género, la polémica aspirante sí debió combatir con sus cocinados para conseguir hacerse un hueco en las cocinas del concurso culinario.

La conexión de Juana y Shine Iberia

Pues bien, algo afín semeja que ha sucedido con otra de las concursantes más conocidas de la octava edición del programa: Juana. Una imagen de la aspirante mayor de esta temporada ha liberado una enorme polémica que obviamente asimismo tiene una explicación lógica. Las alarmas de muchos brincaron cuando en el perfil de Instagram de Huga Rey, estilista de ‘MasterChef’ y hermana de Macarena Rey, CEO de Shine Iberia, se veía a Juana. Lo que sorprendió a muchos es que la instantánea fue publicada en el año 2018 y por el texto adjuntado por Rey, era evidente que las dos se conocían. «Cuando G pasa a saludar a Juani…», escribió esta en la imagen en la que veíamos a su mascota al lado de la partícipe del programa. En la publicación asimismo podíamos leer «Chus Lampreave sigue en la portería de casa», el nombre de la actriz que los jueces asimismo usan muy frecuentemente para llamar a Juana en el programa.

La verdad sobre su selección

Muchos acusaron a Shine Iberia de «colar» a la partícipe en el talent espectáculo, mas del mismo modo que sucedió con Saray, eso no fue así. Como es frecuente en todos y cada uno de los procesos de castings en cualquier programa de T.V., alén de contar con aspirantes anotados de forma directa al formulario facilitado por la productora, un equipo de casting de Shine Iberia en un caso así se hace cargo de efectuar una busca activa de participantes en redes sociales o bien a través de a personas conocidas que estén implicadas en el planeta culinario. En terminante, la pretensión de los responsables del espacio es en todo instante amplificar el fantasma de aspirantes usando otras vías de captación alén del proceso de inscripción directa. De esta forma, es posible llegar a un número de perfiles mucho mayor, consiguiendo de esta forma una diversidad de participantes poco a poco más extensa.

Es exactamente lo que sucedió con Juana, a la que se le planteó participar en el casting de ‘MasterChef’. Al igual que el resto de aspirantes, esta debió complementar su formulario, presentarse al casting con un plato elaborado por ella misma y también ir superando las distintas fases tras pasar las pruebas propuestas por el equipo de la productora. En ningún instante hubo ningún género de ventaja en su caso, ni en el suyo ni en el de ningún partícipe que haya sido captado por este proceso de selección paralelo a la inscripción directa. Además, desde la productora se deja clarísimo que tanto en su caso como en el de cualquier partícipe siempre y en toda circunstancia el requisito imprescindible es que tenga cualquier clase de vínculo con la cocina, jamás se opta por aspirantes que no sepan cocinar o bien no tengan afición por el planeta culinario. En terminante, ni en el caso de Saray ni en el de Juana hubo ningún género de tongo, las dos formaron una parte de un proceso frecuente en los castings televisivos que se emplea tanto en ‘MasterChef’ como en otro talent espectáculo de la pequeña pantalla.