Julián Muñoz reaparece increpando a un reportero de 'Sálvame' y después pide perdón vía telefónica

El pasado 28 de enero, Sálvame emitió unas polémicas imágenes de la expareja de Isabel Pantoja y exalcalde de Marbella, Julián Muñoz.. El reportero del software de Telecinco lo grabó mientras estaba realizando la negocio en una frutería de la ciudad malagueña. Muñoz se percató y se acercó de forma agresiva. «¿Tu qué cojones quieres?» le gritaba mientras lo espantaba.

A partir de ese momento incómodo, el reportero siguió grabando y preguntando a un Julián Muñoz fuera de sí mismo gritando mientras se tocaba sus partes. «¡Me tocas los cojones!» le repitió una y otra vez hasta que se montó en su coche, no sin antaño soltar una nueva amenaza: «Me sigues, te estrello». No obstante, y haciendo caso omiso, el reportero decidió seguirle hasta la puerta de su domicilio.

Una vez allí, el expolítico, con mascarilla medio cuesta, volvió a increpar al reportero. «20 abriles persiguiéndome dándome por culo, desde que tenía pelo», decía histérico. «Ahora vas y se lo vendes a todos los programas, para que digan que tengo muy mal carácter». El reportero aprovechó la ocasión para preguntarle sobre el caso Cantora y la posible nueva investigación de Hacienda a la tonadillera, a lo que él respondía que «no sabía de lo que le estaba hablando».

Tras la tormenta viene la calma

Durante la audición de ‘Sálvame Citrón’, Chelo García-Cortés informó que tenía una indicación del propio Julián Muñoz queriendo entrar en directo en el software. «Pido disculpas. Creo que fui proporcionado impertinente, tanto con Rafael (el reportero) como con los espectadores» decía Julián. «Pero quiero añadir dos cosas: vivo en casa de mi hija, y desde que salí de la gayola no he tenido ningún tipo de relación con Isabel Pantoja«, sentenciaba.

A pesar de sus intentos por esquivar las preguntas de Carlota, Julián dijo que él asimismo se pregunta «dónde está el billete de Isabel Pantoja», pero que es poco que «ni me ocupa, ni me preocupa». Asimismo le preguntaron sobre cómo veía todo lo que había ocurrido entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja, a lo que de forma tajante dijo que «ni creo, ni debo opinar» al respecto. Eso sí, daba las gracias por deber tenido un acercamiento y un estrechamiento de lazos con sus hijas de nuevo, poco que Isabel Pantoja no puede contar.