Karmele Marchante denuncia amenazas de Kiko Hernández:

Tras un tiempo apartada de los medios de comunicación, la periodista Karmele Marchante vuelve a estar de presente por una serie de tuits en los que carga duramente contra algunos rostros de ‘Sálvame’, el magacín de Telecinco en el que estuvo varios primaveras trabajando. La catalana no duda en encuadrar al presentador Jorge Javier Vázquez de «maltratador psicológico» y «enano psicópata», mientras que saco a la luz «carreras de drogas en baños y camerinos, alcohol, mentiras no informativas, órdenes de la dirección para desvirtuar aconteceres para mayor audiencia (…) y peleas por la publi».

Pues acertadamente, tras la persuasivo respuesta de Jorge Javier Vázquez, esta ha decidido reponer una vez más y lo ha hecho en una breve entrevista en El Español. En la charla, esta vuelve a quejarse de que se haya vuelto a murmurar de ella en el software y como ejemplo pone un comentario que Kiko Hernández hizo de ella semanas detrás. «Se despachó a gusto de una forma escatológica, vulgar y rastrera en directo, sin que nadie dijera nada», afirma tajante la periodista. Pero la cosa no queda ahí y es que según ella, el colaborador le ha enviado una serie de mensajes amenazándola. «Me dice unas cosas terribles, como que me quiere ver en una caja de pino», cuenta Marchante al citado medio.

«Mi abogada está a punto de empapelar a la productora»

Al igual que en los famosos tuits que se hicieron virales en cuestión de minutos, esta palabra de «acoso, de bullying, de maltrato, vejaciones» para referirse a ‘Sálvame’ y advierte encima que «mi abogada está a punto de empapelar a la productora» por todo lo que habría sucedido en la época en la que formó parte del software producido por La Taller de la Tele. Además, la periodista advierte que sí está dispuesta a murmurar y contarlo todo, tal y como avanzó en su cuenta oficial de Twitter. «Tengo la razón y no tengo ningún miedo a nada», concluye tajante.

«Estaba rodeada de ratas ignorantes»

Finalmente, la periodista encima vuelve a referirse a «las carreras que había en los baños para las drogas» y encima cuenta que algunos rostros del software «tomaban alcohol para salir a plató». Tampoco tiene problema en dejar claro los motivos por los que nunca encajó en el software de Telecinco. Por un banda, está convencida que no darle la razón siempre a Jorge Javier Vázquez fue determinante, ya que según ella, este exigió «que le rindan sumisión». Y por otro banda, encima cree que igualmente fue importante que «era la única periodista ahí, estaba rodeada de ratas ignorantes y eso tiene un precio».