Karmele Marchante vuelve a cargar contra 'Sálvame':

Parece que a Karmele Marchante le gusta muy poco que se la nombre en ‘Sálvame’ y es que cada vez que se hace remisión a ella en el formato en el que estuvo varios abriles trabajando esta no duda en cargar contra sus excompañeros e incluso amenazarles con contar lo que nadie sabe sobre ellos y su forma de trabajar. Pues aceptablemente, esta situación que vivimos el pasado mes de agosto se ha vuelto a repetir y es que un pequeño comentario sobre ella y ‘Tómbola’ en el formato de La Taller de la Tele ha desatado su ira. Esta no ha dudado en utilizar sus redes sociales para amenazar (de nuevo) al equipo del espacio.

«Ayer saltaron mis normas, volvieron a nombrarme en ese basurero. Ya les avisé. Y ya no hay vuelta de hoja. Que se preparen, ya me he cansado», ha empezado escribiendo la periodista catalana en Twitter, para posteriormente afirmar que ‘Sálvame’ tiene «una ausencia de dirección y directrices». Por final, y para evitar que nadie pudiese pensar que si sabe lo que se acento de ella es porque sigue viendo el software pese al odio que le tiene, esta ha querido afirmar al respecto que si se ha enterado de lo que se ha dicho de ella es «por terceras programas».

Karmele Marchante, dispuesta a destapar ‘Sálvame’

Esta no es la primera vez que Marchante acento muy mal sobre ‘Sálvame’ y es que a principios del pasado mes de agosto, esta no dudó en dejar claro que «me da mucho asco que la gentuza de ‘Sálvame’ siga hablando de mí» y en clasificar al presentador del formato Jorge Javier Vázquez como «un maltratador misógino» y a Kiko Hernández como «un comprador de criaturas e inventor de enfermedades, condenado por el Tribunal Supremo». «Me largué, soy feliz, escribo de política, trabajo en TV3… ¿a qué viene esa obsesión enfermiza? Dejadme en paz», sentenció la catalana, no sin ayer de culpar a parte del equipo del formato de drogarse en las instalaciones de Mediaset.

«Carreras de drogas en baños y camerinos, alcohol, mentiras no informativas, órdenes de la dirección para desvirtuar aconteceres para mayor audiencia. Nepotismo. Endogamias amorosas para colocar a novios. Peleas por la publi…», afirmó Marchante, dejando claro que este era solo el principio y que si finalmente se seguía hablando de ella iba a contar mucho más sobre su experiencia en el formato de Telecinco y La Taller de la Tele. ¿Terminará cumpliendo finalmente su amenaza? ¿Hablará mucho más o terminará callándose por miedo a terminará callando por miedo a una demanda por parte de sus responsables?