Kiko Matamoros culpa al padre de Javier Tudela de orquestar los insultos que recibió en directo

La pleito de Kiko Matamoros con Javier Tudela y Makoke se recrudeció a partir de la entrevista que el exconcursante de ‘GH VIP 4’ concedió en ‘Sábado deluxe’. Uno de los momentos más críticos se vivió el pasado 12 de enero, cuando Sergi Ferré se encontraba en la puerta del restaurante de Tudela y varios jóvenes comenzaron a proferir insultos contra Matamoros. Aunque en ese momento se desconocía la identidad de aquellos, el colaborador ya ha señalado a los culpables.

«Uno de los tres que aparece es el hermano de Javier Tudela«, afirmaba Kiko Matamoros en ‘Sálvame’ un día luego de que ocurrieran los hechos, comentando que incluso podría ser pequeño de perduración. «Pone de manifiesto lo que hay detrás del discurso de Tudela en el ‘Deluxe’. Está todo orquestado y manejado por un señor que no tiene escrúpulos en mandar a su hijo a delinquir».

El colaborador señalaba directamente a Javier Tudela padre como el responsable de que aquellos tres jóvenes interrumpieran el directo. Por otra parte, afirmaba que iba a denunciarlos por un delito de injurias. «La responsabilidad es de los padres. Los menores son menores y habrá que verlo«. Matamoros aseguraba que va a admitir a los tribunales tanto a Makoke «en saco a la ley de protección de datos y la violación que hizo de un derecho que me asiste», a Javier Tudela padre por lo ocurrido en el directo y a Javier Tudela hijo por injurias y calumnias.

El padre de Javier Tudela lo habría confesado

El reportero de ‘Sálvame’ que sufrió la increpación de los jóvenes ha explicado cómo sucedió todo. «Llegamos con una hora de adelanto y no encontramos que hubiera nadie por la zona. Hubo un momento en el software en el que se cebó que íbamos a estar en el restaurante de Javier Tudela y fue en ese momento cuando al conocer que nosotros estábamos allí, los chavales debieron comparecer al punto del directo«, relataba.

«Comenzamos el directo y fue todo muy rápido. Fue asaz inesperado porque ellos no estaban cerca de nosotros, aparecieron de repente y en un momento ya vi que empezaron a rodearme y que era poco más organizado que casual», contaba Sergi Ferré, quien, encima, recibió una indicación del padre de Javier Tudela cuando se dirigía con destino a su casa. «Entre risas me desveló que él había mandado a esos chavales y que uno de los que aparecía detrás de mí era su hijo». No obstante, Tudela padre no les habría mandado insultar al colaborador, explicándole al reportero que «se vinieron un poco hacia lo alto».