Kiko Matamoros la lía: «No voy a ir con el culo al aire»


Los espectáculos televisivos de Telecinco están a la orden del día. Si no es por una estridencia de un colaborador, la noticia salta por una ruptura sentimental y si no, por una infidelidad descubierta en alguno de sus programas que servirá de hilo conductor durante toda la semana en diferentes emisiones que tiene la cadena.

Con motivo del ‘Mediafest Night Fever’ , que este viernes se emite a las 22:00 horas su segunda gala, uno de los participantes ha puesto el grito en el cielo al conocer el vestuario que le tenían preparado para su actuación, y eso que el papel que desempeñará en el programa casi que obliga al personaje a introducirse en el personaje de la mejor manera y, para ello, lo mejor es cumplir con todas y cada una de las prendas necesarias para una perfecta caracterización.

Kiko Matamoros no quiere enseñar el culo

En esta ocasión ha sido Kiko Matamoros el protagonista de la historia que en la segunda gala del ‘Mediafest Night Fever’ se va a estrenar y con una actuación que traerá cola y dejará ver las dotes interpretativas del colaborador de ‘Sálvame?. Para este programa Kiko hará drag queen y lo hará como uno de los artistas invitados a la cita al igual que la pasada semana pudimos ver a María Patiño la noche del viernes en la segunda gala del ‘Mediafest Night Fever’. Acude como artista invitado, como ya hiciera la semana pasada María Patiño, que se enfundó en el traje de Mariah Cariño, una gran estrella drag internacional.

El problema ha llegado cuando Matamoros ha conocido el traje que se tenía que poner para la actuación y ha montado un pollo de categoría. De hecho, en los ensayos que se han hecho públicos por parte de la cadena de Fuencarral se ha podido ver al nuevo ?drag? muy molesto y efectuando comentarios del tipo «esto no está pagado» ya que el protagonista en cuestión no está conforme con el atuendo que le ha confeccionado su madrina drag y el colaborador se niega a «ir con el culo al aire».

No solo eso, también se le ha podido escuchar un «me vas a comer el…», momento en el que abandona los platós donde están ensayando y posteriormente se muestra más que enfadado al ver que las cámaras lo siguen por los pasillos de Telecinco.



Source link

Deja un comentario