Kiko Matamoros, operado de nuevo tras sufrir una infección vírica

La vigor del colaborador Kiko Matamoros se ha resentido en los últimos meses. Tras someterse el pasado 27 de julio a una intervención de vesícula, este no ha dejado de encadenar nuevos problemas de vigor y es que estando en el centro médico en el que fue operado sufrió varias complicaciones y una pancreatitis que provocó que tuviese que restar allí un tiempo. Afortunadamente, salió ganador y este no dudó en marcharse de reposo a México escasamente dos días luego de favor surgido del hospital.

Pues admisiblemente, cuando todo parecía calmado, Matamoros anunciaba días antes que tendría que acontecer por el quirófano de nuevo. «Hay una fuga de bilis en algún lado y hay que instalar un catéter interno», explicó el colaborador y es que al parecer este ha sufrido una infección vírica provocada precisamente por su antedicho intervención. En su entrada al hospital, Matamoros confesó que no estaba animado pero sí esperanzando ya que «aunque es una operación técnicamente complicada, es muy poco invasiva. Así que creo que mañana mismo podré salir por la puerta«.

Primeras palabras de Kiko Matamoros

Pues admisiblemente, tras la intervención, su novia Marta López confirmó a Chelo García-Cortés en ‘Sálvame’ que todo había surgido a la perfección y que su novio se encontraba perfectamente y luego, el propio Kiko publicó un emotivo mensaje en su cuenta oficial de Instagram para tranquilizar a sus seguidores tras haberse sometido a la citada operación. «Parece que la intervención, con un retraso de 8 horas, ha salido bien. Muchas gracias a todos por vuestro interés y cariño, especialmente a Marta López Álamo y a mis hijos«, escribía este, recibiendo centenares de respuestas de rostros conocidos como Kike Calleja o Rafa Mora y de seguidores anónimos que le mandaron asimismo su apoyo.

Gran pérdida de peso

En ‘Sálvame’ se habló este jueves 10 de septiembre del tema en un debate en el que se destacó la pérdida de peso del colaborador ya que en las últimas semanas ha bajado 14 kilos. «Me ha impresionado mucho su físico, ha perdido mucho en muy poco tiempo», afirmaba Belén Esteban, mientras que su hija Laura Matamoros en una entrevista realizada en la calle confesaba que el verle en persona su físico «asusta más». Por su parte, Diego Matamoros afirmaba que todos estaban muy pendientes de la desarrollo de su padre en este duro momento de vigor que está viviendo.