La bronca de Raquel Sánchez Silva a Lluís en 'Maestros de costura' por su amenaza de abandonar el programa

La finca entrega de ‘Maestros de la costura 4’ estuvo cargada de emociones, en la que los espectadores vimos una revuelta de los concursantes y la repesca de Ancor, pero la prueba de aniquilación todavía nos tenía varias sorpresas guardadas. Los mandiles negros se enfrentarán a la moda circular, reciclaje o upcycling, es aseverar, confeccionar ropa nueva a partir de poco que ya existe para dar una segunda oportunidad a las prendas.

Al ser el mejor de la prueba de exteriores, Lluís fue el encargado de repartir las prendas a los concursantes que se jugaban la aniquilación y quiso bonificar a Mily, Fermín y Yelimar, pero no a Gabriel, con la clara intención de que este fuera el expulsado. De hecho, el aprendiz ya se había hecho la idea de que abandonaría el taller. Sin bloqueo, pese a que el vestido de Gabriel no estaba a la prestigio, el de Fermín fue un «auténtico desastre», por lo que acabó siendo el eliminado de esta entrega.

Tras escuchar el nombre del expulsado, preguntaron a Lluís si quería hacer algún comentario y fue muy decisivo con sus palabras: «Que me sabe muy mal y quizás igualmente me puedo replantear irme con Fermín. Lo siento mucho pero la convivencia con Gabriel a mí me es inverosímil». Cuando intentaba seguir con su reacción, se vio interrumpido por Raquel Sánchez Silva, quien, aunque siempre está del banda de los aprendices, frenó en esta ocasión los pies de uno de ellos.

«Te dejas transigir por el ahora y no es exacto»

«Lluís, sé que estás hablando en serio y ahora te digo: ayer de idear poco tan decisivo, y sobre todo tan impulsivo», le hacía ver la presentadora, quien añadía: «Te estás dejando transigir por el ahora y no es exacto ni con tus compañeros, ni con el software, ni con los jueces, ni tan siquiera conmigo«, seguía comentando muy seria Raquel en medio del plató.

Lluís quiso expresarse estando a solas y contó a cámara que no es que se quisiera ir porque se iba Fermín, sino por no seguir viendo a Gabriel. «Imagínate hasta qué punto hemos llegado para que yo diga stop. Ya es un repudio lo que tengo que no aguanto más, es insufrible», decía asaz harto. Lorenzo Caprile se metió por medio para memorar al aprendiz que que es un concurso de costura y no de convivencia, y que «en la vida positivo te vas a encontrar casos como este en cualquier banda».

Raquel: «No tengas una pataleta»

«Me alegro de quedarme posteriormente de que Lluís haya ido a matar», comentó Gabriel, para añadir un irónico «qué pena». Lluís prefirió mantenerse en silencio, mientras que Raquel quiso apurar con su toque de atención: «Casi siempre dices lo que piensas y casi siempre aciertas en lo que dices, pero creo que ahora mismo ni estás acertando ni es el momento ni es el división. No lo hagas, no tengas una pataleta. No te lo estoy exigiendo, te lo estoy pidiendo». El aprendiz se mantuvo en su silencio para dar protagonismo a Fermín, quien abandonaba esa incertidumbre el taller.