La carta de Ana Obregón tras el funeral de Álex Lequio:

La famosa comunicadora Ana Obregón vive los peores meses de su vida. El pasado 13 de mayo su hijo Álex Lequio murió a raíz del cáncer contra el que llevaba combatiendo múltiples años. Desde entonces, la actriz está procurando soportar el que indudablemente es el golpe más duro de su trayectoria vital. No lo hace sola y prueba de ello es la cantidad de amigos y familiares que este 1 de julio decidieron acompañarla a ella y Alessandro Lecquio en el homenaje que los dos organizaron en la Parroquia Nuestra Señora de la Moraleja para despedirse de su hijo puesto que a raíz del coronavirus este no se pudo efectuar cuando el joven murió.

A lo largo de toda la tarde vimos a una Ana Obregón absolutamente conmovida mas asimismo muy agradecida con los medios de comunicación. Antes de entrar en la iglesia en la que se desarrolló el homenaje, la bióloga no vaciló en mirar a todos y cada uno de los cronistas y fotógrafos que se hallaban en ese sitio para cubrir el acto, les sonrió y se llevó la mano al corazón. Un ademán de reconocimiento por el respecto y cariño con el que han hecho su trabajo. Un agradecimiento que además de esto dio explícitamente en un emotivo texto publicado en su perfil de Instagram en el que no vaciló en rememorar la figura de su hijo y dio las merced a la prensa por su cariño.

«En nombre del “Gladiador que sonrió al cáncer”, gracias de corazón por todos vuestros miles y miles de mensajes de amor y ánimo por medio de las redes de toda España. Gracias asimismo a los medios por apoyarnos el día de ayer y por el respeto que han tenido estos últimos años rogándoles que de ahora en adelante respeten el dolor de una madre que ha perdido a su hijo y pueda vivir el luto en mi amedrentad con mi familia. Ayer no fue una despedida, Aless va a vivir por siempre en el corazón mutilado de los que le queremos«, escribió Obregón. Un emotivo texto con el que la actriz volvió a patentizar el enorme amor que le tiene a su hijo y lo desprendida que es con los profesionales de la comunicación de este país.

Los homenajes de Ana Obregón a su hijo

Además, en estas palabras Ana habla de ‘Gladiador que sonrió al cáncer’ y es que exactamente de este modo llamaban a Lequio por su intensa batalla contra esta enfermedad. Por ello no sorprende que en este emotivo homenaje efectuado en Madrid sonase el tema «Honor him» de la película «Gladiator», la preferida de Álex. Este fue un emotivo guiño concebido por Obregón, mas no el único puesto que esta sorprendió llevando una mascarilla negra que llevaba bordada la letra ‘A’ y un vestido asimismo negro que en un caso así tenía bordado el nombre de su hijo en hilo colorado. Dos bonitos ademanes con los que la comunicadora deseó honrar de nuevo a su hijo.