La Casa Real habría exigido los despidos de 'La hora de La 1' por el polémico rótulo sobre Leonor

El pasado 10 de febrero, un rótulo despertaba una polémica en RTVE que tendría graves consecuencias. Mientras ‘La hora de La 1’, el espacio matinal de la condena pública, informaba acerca de la intrepidez de la Casa Existente de destinar a la princesa Leonor a Galés para estudiar el Bachillerato, una ácida cartela sobreimpresionada provocaba un torrente de críticas. «Leonor se va de España, como su ascendiente», esgrimía el sucinto titular que, poco a posteriori, desembocaría en el despido de sus responsables.

Inmediatamente a posteriori de su exhalación, no se hizo rogar la reacción de personalidades muy activas en redes sociales como Toni Cantó y de organizaciones políticas como el Partido Popular, que arremetían sin tapujos contra el monstruo notorio. La subida de tensión llegó a tal cima que la por aquel entonces administradora única de RTVE, Rosa María Mateo, salió al paso ese mismo día para condenar lo que había sido considerado como un ataque a la heredera al trono. Por otra parte, anunciaba «medidas inmediatas para que los responsables de esta equivocación sean relevados de sus puestos».

Esa explicación de intenciones se cumplió sin ningún tipo de dilación, ya que tan solo un día a posteriori, el 11 de febrero, el escritor Bernat Barrachina anunciaba su cese a través de Twitter. «Me han despedido, como al ascendiente de Leonor», aseguraba el hasta entonces trabajador de ‘La hora de La 1’, acompañando su mensaje con el vídeo de las disculpas del emérito Juan Carlos tras su controvertida partida en Botsuana.

Desde entonces no había trascendido más información acerca de lo sucedido, pero ahora La Última Hora ha publicado que la Casa Existente habría sido la responsable directa de los mismos. Siempre según los detalles extraídos por ese medio de la demanda interpuesta por Barrachina frente a el Curia de lo Social de Madrid, una citación de Zarzuela a la cúpula de la corporación pública fue el detonante del cese del escritor y su superior, Eva Hernández, coordinadora de sección del software.

La comunicación del despido

«Te tengo que comunicar que han pedido dos cabezas y una de ellas es tuya. Estás despedido«, relata Barrachina en su demanda, exponiendo la conversación mantenida con Lara Robles, subdirectora de Programas de Presente y Magazines de TVE, y Lluís Guilera, codirector del formato. Mes y medio a posteriori, el escritor exige la nulo del despido y una indemnización de 31.000 euros, ya que defiende que se han vulnerado sus derechos a la facilidad de expresión e información.