La cobra de Alberto a Luna en la final de 'MasterChef 8'; pero después hubo beso y confirmaron la relación

Desde la relación de Jorge Brazález y Miri Pérez-Cabrero en la quinta edición de ‘MasterChef’ semeja que ya es algo frecuente que de las cocinas debe salir una pareja formada, como ocurriría en la sexta con los alcaldes. En esta octava edición, Luna ha tenido claro en todo instante que del programa no se iba sin Alberto de la mano.

Durante toda la época, el tonteo, por parte de ella, ha sido incesante, llegando aun a verse a él incómodo en determinadas ocasiones. Parecía que sí que estaban juntos y Luna tenía ganas de chillarlo a los 4 vientos, mas entonces Alberto lo negaba y dejaba a los espectadores en un mar de dudas. En la prueba de exteriores de la final festejada en El Bohío, los dos han tenido un instante de amedrentad en la que le ha confesado el motivo por el cual uno de los 2 debería estar en el combate final: «Porque tiene que haber beso».

Dicho esto, Alberto desafió a Luna diciendo «Inténtalo» en repetidas ocasiones, por lo que se terminó lanzando sin aguardarse que se echaría para atrás. «¡La cobra! ¡Lo sabía!», chillaba algo abochornada la concursante. Sin embargo, entonces llegó Esther, la ganadora de ‘MasterChef Junior 5’ y comenzó a consultar por el salseo. Jordi Cruz confesó a la pequeña chef que los 2 aspirantes tenían algo a medias, a lo que Alberto matizó: «Un poquito más que a medias. A estas alturas ya sí».

Y al final, hubo beso

Al llegar a la enorme batalla final en la que ninguno de los competía, Samantha Vallejo-Nágera les preguntó por su relación, y sorprendió a todos diciendo que «la cosa va, avanza». Por ello, todos los exconcursantes, los finalistas y los miembros del jurado empezaron a vocear «¡Que se besen!», consiguiendo una de las escenas más aguardadas de los que deseaban que esta relación llegara a buen puerto: el beso entre Luna y Alberto.