La Comic-Con de San Diego 2021 volverá a ser una edición virtual

La Comic-Con de San Diego, uno de los eventos más esperados del año para los amantes de la civilización pop, volverá a contar con una tirada imaginario correcto a la pandemia. Los organizadores han enviado un comunicado en que se anunciaba oficialmente la celebración del evento, que tendrá división entre el 23 y el 25 de julio.

Sin retención, Comic-Con International, la estructura detrás de la Comic-Con, confía en que se pueda celebrar una convención presencial que, con suerte, podría vestir a extremo en noviembre de 2021. «Si adecuadamente estamos animados por el tirada de la vacuna y el creciente número de personas que se vacunan, parece que julio aún será demasiado pronto para realizar de guisa segura un evento en persona de la magnitud de Comic-Con», confiesan los organizadores.

Tanto los asistentes como los expositores que tenían planeado asistir a la convención en julio tendrán la opción de cambiar sus pases para la convención de noviembre de 2021 o para la de julio de 2022, aunque la estructura pretende ofrecer detalles sobre todos estos trámites más delante y con más tranquilidad.

Una tirada fallida

Es el segundo año consecutivo que se cancela el evento presencial, que históricamente ha recibido hasta 130.000 participantes cada año desde finales de la división de 2000. En la tirada de 2020, la estructura se vio obligada a ofrecer una traducción imaginario del evento correcto al COVID. Como estructura sin fines de ganancia, Comic-Con International, que además está llevando a extremo una traducción imaginario de WonderCon, su convención anual de fans que se celebra en marzo en Anaheim, California, no tiene tanto metálico como los grandes estudios, y eso les habría llevado a dominar los días de la convención de cuatro a tres días.

Por otro flanco, la estructura reconoce que el año pasado no contaron con demasiado tiempo para preparar la convención imaginario, que se redujo a un conjunto de presentaciones pre-grabadas casi de guisa uniforme y sin la presencia de Marvel Studios o DC Films. Y eso se tradujo en que el impacto del evento fuese infinitamente pequeño en redes sociales, lo que a su vez repercute en los posibles patrocinadores.