La desgarradora carta de Ana Obregón a Álex Lequio:

El pasado miércoles 13 de mayo, Álex Lequio, hijo de Ana Obregón y Alessandro Lecquio murió a los 27 años de edad. Tras un par de años de infatigable lucha contra un cáncer, el chaval perdió la vida en un centro médico de Barcelona en el que se estaba sometiendo a un tratamiento para hacer en frente de su enfermedad. Ahora son sus progenitores los que luchan por subsistir frente al que indudablemente es el golpe más duro que jamás les ha dado la vida. Pues bien, si días atrás vimos a Alessandro regresar a trabajar en ‘El programa de Ana Rosa’, donde tuvo un bonito recuerdo a su hijo, ahora ha sido Ana Obregón la que ha querido lanzar un mensaje a todos y cada uno de los que les apoyan en este duro instante y asimismo al que ha sido su único hijo. Un mensaje muy emotivo y plenamente desgarrador, con el que es imposible no emocionarse.

«Te ganaste a pulso el cariño de todos»

La carta que ha publicado en su perfil oficial de Instagram al lado de una amiga en la que la vemos a ella muy sonriente al lado de Álex Lequio arranca así: «Mi querido hijo, sé que jamás te ha agradado que hable de ti en público, perdóname, me lo solicita el corazón y ahora que tengo un poco de fuerzas debía dar las gracias los centenares de miles de mensajes de cariño y admiración cara ti. Tus primeras palabras fueron: «Yo solito», antes que papá y mamá. Y tú solito has querido vivir una vida discreta, sin protagonismos a pesar de tus padres famosos». La comunicadora y actriz prosigue y lo hace poniendo en valor lo mucho que logró su hijo: «Te has ganado a pulso el cariño de todos y cada uno de los que te conocieron; primero en el instituto, entonces en la Universidad con la beca que lograste para estudiar en Estados Unidos que acabaste en tu regreso a España creando una compañía de éxito con 24 años».

«Has luchado siempre con una sonrisa»

La madre de Álex Lequio prosigue su carta hablando de esa enfermedad que se ha llevado a su hijo: «Hasta que un día apareció la palabra ‘cáncer’ en nuestras vidas. Has luchado valerosamente un par de años contra esa maldita enfermedad con una sonrisa, cooperando con fundaciones, ayudando y animando con tu sentido del humor a todos y cada uno de los que asimismo la sufrían. Te transformaste en su ejemplo. Demasiado noble, espléndido, solidario, único y grande para caber en este planeta. Mi guerrero de la eterna sonrisa pese a los dolores, meses de hospitalización y sufrimiento. Para mí ha sido un honor estar junto a ti de la mano en esta batalla sin descanso, mas asimismo viéndote padecer sin una protesta ha sido la lección de vida más atroz que una madre puede aguantar».

«Tu viaje ha roto el corazón de toda España»

Esta desgarradora carta acaba con una emotiva despedida de Obregón a Álex patentizando el enorme amor que los dos se han tenido siempre y en todo momento y que han hecho patente en sus apariciones públicas. «Tu viaje ha roto el corazón de toda España por el hecho de que en vida has brillado solito como afirmabas de pequeño. Ahora reluces en la eternidad iluminándonos por siempre. Sé que desde ahí arriba deseas dar las gracias tantos miles y miles de mensajes de amor y admiración inopinados para ti mas que te van a ayudar a tu largo viaje. ¿Que puedo decirte hijo? Que eras/eres mi vida y ahora no hay nada. Que perder un hijo es fallecer y tener la obligación de vivir. Y deseabas vivir, casarte cualquier día y tener cinco hijos. Muchas noches en el centro de salud solicitamos juntos a Dios que te curase y no nos hizo caso omiso. Ahora únicamente le solicito que pueda regresar a abrazarte prontísimo por el hecho de que te echo insoportablemente de menos. Mi Aless, ha sido y es un auténtico privilegio ser tu madre. Te deseo desde siempre y en todo momento y por siempre. Eternamente. Mamá. Gracias«. En terminante, un texto con el que Obregón ha querido abrirse y enseñar al planeta el enorme dolor que tiene y el enorme cariño que tenía a su hijo.