La emoción a los coaches tras una bonita sorpresa marca la primera semifinal de 'La Voz 2020'

Las semifinales de ‘La Voz 2020’ ya han entregado principio y el software ha querido sorprender a los coaches con unos vídeos muy emotivos que han hecho sus familiares o masa muy cercana a ellos. Eva González ha sido la encargada de anunciar a Antonio Orozco, Laura Pausini, Pablo López y Alejandro Sanz que iban a cobrar una bonita sorpresa, que les ha terminado emocionando enormemente.

La sorpresa de Alejandro Sanz ha consistido en un vídeo con imágenes de su infancia y de sus primeras lecciones de guitarra. El hijo de su primer profesor de música, Andrés Sánchez Pizarro, ha recordado cómo el pedagogo de Sanz sentía «pasión» por su educando, porque amaba tocar la guitarra tanto como él. «Mi padre disfrutó mucho de la guitarra contigo y hoy seguro, esté donde esté, observará increíblemente orgulloso todo lo que has conseguido», le ha dicho el hijo de su pedagogo. «¡Qué atún!», ha exclamado Sanz, con los luceros vidriosos de la emoción.

Incluso ha sido muy atún el vídeo que el hijo de Antonio Orozco le ha mandado al cantante, en en el que le ha entregado las gracias por ayudarlo en todos los momentos difíciles, por inculcarle el aprecio por la música y por «ser el mejor padre del mundo». Orozco no paraba de sonreír al escuchar a su pequeño, que ha concluido su discurso afirmando que el equipo de su padre puede cobrar el concurso. «Si vas a ayudar lo mismo a los de tu equipo que a mí, vas a cobrar ‘La Voz’, confío en ti y te quiero muchísimo», ha sentenciado.

El mensaje de Laura Pausini incluso ha sido de uno de sus familiares, en concreto de su padre, que le ayudó a dar sus primeros pasos al inicio de su carrera musical. «Desde que eras una pupila, siempre supe que estabas destinada a cantar. Te apoyé para que pudieras realizar tu sueño, que incluso era el mío», ha recordado su padre. «Has acabado éxitos mundiales y estoy muy orgulloso de ello. Eres mi vida», ha dicho el italiano, que ha despertado con sus bonitas palabras las lágrimas de la coach.

Pablo López se queda sin palabras

Eva González ha introducido la sorpresa a Pablo López diciendo que es «importante no dejar nunca de soñar» y ha entregado principio a un vídeo de la infancia del cantante, narrado por su hermano, al que está muy unido. El coach no ha podido reprimir las lágrimas al memorar a su «primer amigo», su yayo Luis. «Estaría muy orgulloso de verte cumplir tu sueño», le ha dicho su hermano. «No puedo susurrar», ha agradecido muy emocionado el cantante, que más tarde ha explicado que siente a su yayo muy cerca a pesar de que hace muchos abriles que murió y que ese reminiscencia le quita el miedo sobre el proscenio.