La enorme deuda que podría tener Isabel Pantoja con Hacienda y particulares que le prestaron dinero

La lucha casero con su hijo Kiko Rivera no es la única preocupación de Isabel Pantoja en estos momentos. La tonadillera podría retornar a sentarse en el supremo para defenderse de cuatro posibles crímenes de los que informó ‘Viva la vida’ el 24 de enero. El software tuvo golpe a un documento de querella del 23 de julio de 2020 que consiguió José Antonio Avilés en monopolio. En él, se recoge que la tonadillera podría estar implicada en «unos presuntos delitos de alzamiento de fondos, insolvencia punible, estafa y apropiación indebida».

El 19 de enero, Paloma García Pelayo explicó en ‘El software de Ana Rosa’ que en 2002, una de las sociedades de la cantante habría encargado una reforma a Codabe. Esta misma empresa debía fortuna a otra aun decano, Hormofer SL. De esta forma, los 92.000 euros que la tonadillera tenía que acreditar a la primera constructora, pasaban a la segunda, por una cesión de deuda. Sin incautación, según consta en la querella que han mostrado en ‘Viva la vida’, la cantante y Codabe habrían llegado a un acuerdo por 62.759 euros.

Eso sí, la transferencia habría saliente de otra sociedad, Grand Fashion Banus S.L, directamente al abogado de la constructora. En 2015, para poder salir de la calabozo, la tonadillera tuvo que reunir 1.200.000 para acreditar la multa. En ese momento, Pantoja solicitó al supremo que levantara el incautación de su finca, «Mi gitana» para poder venderla, la cual tenía unas cargas de hasta 700.000 euros (una de ellas de 62.759 euros, la cantidad que supuestamente se habría pactado con Codabe).

El hermano de la comediante, Agustín Pantoja, consiguió entregar el chalet por 2.200.000 euros a Grand Fashion Banus S.L, una sociedad pantalla que tiene su sede en un paraíso fiscal. Andrés Rodríguez, abogado que fue consultado por ‘Viva la vida’, afirmó que si la cantante fuese culpable «se determinaría una condena en un portería exiguo de un año a seis abriles de calabozo». El abogafo igualmente mencionó que Pantoja «debe hacer frente a las responsabilidades civiles derivadas de la comisión del delito, que van desde los 90.000 euros hasta los 100.000».

Su deuda con Hacienda y particulares

Si no fuera suficiente con la querella de la constructora Hormofer S.L y su lucha casero, el 23 de enero ‘Socialité’ informó de la supuesta deuda que tiene Isabel Pantoja con Hacienda y con particulares que le prestaron fortuna, una guarismo que alcanzaría los diez millones de euros. Según Ángela Guardameta, la tonadillera es incapaz de acreditar afín cantidad, poco que la llevaría de nuevo a tener problemas con la rectitud. La periodista repasó en su artículo de La Razón una serie de posibles damnificados entre los que se encuentran multitud de fans y personas cercanas a la tonadillera, así como famosos del entorno como Kiko Rivera, Chelo García-Cortés o Tamara Birrete.