La grandísima noticia para Lydia Lozano que determinará su futuro profesional

Lydia Lozano ha sido reconocida como la mejor colaboradora de televisión en los Premios Aquí TV por su labor en ‘Sálvame’.

Desde que probase suerte en la prensa rosa, Lydia Lozano se ha convertido en toda una referente del sector ya que no hay programa de corazón que se precie que no cuente con su presencia, ya sea como colaboradora habitual o invitada. Esto le ha convertido en una de las tertulianas televisivas más reconocidas por los espectadores. Un reconocimiento que se ha trasladado a la crítica. La colaboradora recibió el pasado viernes un reconocimiento a su labor en programas como ‘Sálvame‘.

En concreto, Lydia fue elegida como mejor colaboradora de los premios Aquí TV. Cabe recordar que no es la primera vez que Lozano obtiene dicho premio ya que en el año 2018 ya se impuso en dicha categoría. Nada más recibir la noticia, la periodista se mostró especialmente contenta por dicha reconocimiento. Así lo demostró durante la entrega de premios que premiaban la labor de otros compañeros como Roberto Leal o Sonsoles Ónega.

La entrega de premios tuvo lugar el viernes en Valencia, más concretamente en el Resort Mas Camarena ubicado en Bétera. Durante la gala, Sonia Fernández, Melu Bort y Carles Navarro fueron los presentadores y encargados de anunciar los nombres de los ganadores. Al mismo tiempo, fueron ellos los encargados de darles el galardón a cada uno de ellos.

Cuando llegó el turno de premiar a la mejor colaboradora, el galardón fue directo a Lydia Lozano por su labor en ‘Sálvame’ donde no tiene reparo en caracterizarse, hacer reír o llorar. Especial mención tiene la cobertura que realizó hace ahora un mes en La Palma cuando, debido a la erupción del volcán, se desplazó para ver cómo lo estaban viviendo los palmeros.

Una vida ligada al periodismo del corazón que ha dado sus frutos a pesar de no haber recibido el suficiente apoyo en casa por parte de su hermano. “Eran muy divertidas las discusiones que teníamos por ‘Sálvame’. Él decía que yo era una niña adoptada y que no teníamos el mismo ADN. Cuando empecé en Tómbola dijo: ‘Mamá, dime que no es hermana mía, esto no nos puede suceder en casa’”, recordaba la periodista.