El jueves 25 de febrero, Telecinco emitió un nuevo software de ‘La isla de las tentaciones 3’, en el que los diez participantes se enfrentaron a la que era la tercera hoguera de la tirada, en el ecuador del reality. En el caso de Manu González, el gaditano tuvo la oportunidad de ver cómo su pareja, Lucía Sánchez, disfrutaba de la fiesta con los solteros de su villa, antaño de sufrir un debilidad, poco que él mismo acabó criticando.

«Me siento mal por el daño que puedo provocar, pero no voy a dejar de hacer lo que hago, porque me siento acertadamente», declaró González, antaño de ver los vídeos. «Si he cedido la cara para hacerlo, además lo haré para dar explicaciones. El día que me tenga que ponerme delante de ella, le hablaré con el corazón», aseguró el gaditano, para luego confesar que «me gustaría verla disfruta, que estuviera acertadamente y se olvide de mí, porque el primero que ha metido la pata aquí, soy yo». A continuación, el software le ofreció imágenes de su novia bailando y meneándose con varios de los chicos de su villa, poco que hizo sonreír a Manu. «Parece ser que no le ha molestado, se ha descocado. Prefiero esto, a verla hundida. Si digo lo contrario, sería de mala persona», manifestó González, para luego de desmentir que reconociera a «esta Lucía».

«No es mi novia de tres abriles y medio. Viendo que ella está acertadamente y que no le ha llegado a doler, voy a seguir haciendo lo que me dé la apetito», reconoció Manu, sin tapujos, antaño de susurrar a sus compañeros que «por mucho que le haya hecho, siquiera es atún verla ahí. Es tu novia». El gaditano y sus compañeros pudieron ver entonces como Lucía compartía algún que otro breve pico con Carlos, e incluso un beso «conjunto» con el soltero, Cuadro García e Isaac Torres. «Es un partido de tenis. Ella ha pasado mis imágenes, que estoy haciendo lo que me da la apetito y ha dicho, pues toma», opinó Manu, quien apostaba por que su pareja, tras ver las imágenes de él, «habrá dicho que va a hacer lo que le dé la apetito y a pensar en ella». «Me sorprende y me duele, porque la quiero y sé que esta ademán la toma en plan rebeldía», declaró el gaditano, para luego comentar con sus compañeros que «siquiera soy yo tan cornudo, ¿no? Yo la he metido, pero ella la está metiendo».

«Me siento más soberano que antaño»

La subsiguiente tanda de momentos que pudieron ver los chicos fue muy distinta: en ella se podía ver a Lucía llorando por su pareja, mientras sus compañeros trataban de consolarla y, algunos de ellos, se mostraban muy críticos con el propio Manuel. «Tú querías estar conmigo, pero vienes de comerte la boca con otro. Se está contradiciendo», replicó el gaditano, tras escuchar los lamentos de su novia. «Te da el bajonazo luego, ¿no? Ya la has hecho igual que yo, prima», continuó González.

El gaditano señaló que, «si estás enamorada, siquiera te comes la boca con un tío ni metes entre dos ni bailas hasta debajo». «¿Crees que lo que ha hecho Lucía, es lo mismo que has hecho tú?», planteó entonces Sandra Barneda, frente a lo que Manuel respondió que «yo creo que sí». «Se ha liado con un tío y se ha apesadumbrado. Yo me lié con dos y, a la mañana subsiguiente, me arrepentí», añadió González quien, una vez concluida la hoguera, manifestó que «si yo estaba ya en una situación cuesta debajo y sin frenos, al ver a estas imágenes, me siento más soberano que antaño. Sobre todo, voy a guiarme por lo que siento yo».