‘La isla de las tentaciones’ elimina completamente la reunión de Diego y Carlos, tras la detención del soltero

El miércoles 17 de marzo, ‘La isla de las tentaciones’ comenzó a encarar su recta final con una novedad: la hoguera de los solteros. En ella, los participantes del reality se encontraban con los solteros predilectos de sus respectivas parejas, lo que propiciaba que Diego James Lover se econtrase cara a cara con Carlos, con quien Marta de Lola había mantenido ya varias relaciones sexuales. Sin requisa, tras la detención de Carlos por participar presuntamente de una asalto sexual en comunidad, Mediaset anunció que prescindiría de las imágenes del soltero, lo que acabó eliminando por completo incluso su batalla con el montañés.

«Los hechos investigados que relacionan a Carlos Algora con la presunta comisión de un delito en su ámbito privado, no tienen ningún tipo de vinculación con ‘La isla de las tentaciones’. Aun así, y hasta que la investigación concluya, hemos decidido eliminar su presencia en el software», afirmaba un comunicado oficial de la empresa. A pesar de todo, aún quedaba en el aerofagia si la transmisión del reality de la perplejidad del 17 de marzo prescindiría por completo del cara a cara entre Carlos y Diego, o lo haría solo de gran parte, entregado que era un momento destacado de la perplejidad, como novedad de la estampado, poco que se acabó confirmando. Así, el software incluso adelanta el hecho de que es más que probable que ya no se vean imágenes de Lola anejo a Carlos, a pesar de que entreambos están pasando mucho tiempo juntos en la recta final del reality. Una audacia tajante con la que el software quiere evitar polémicas, aunque ya hubo quienes pudieron ver el batalla entre Diego y Carlos tras el estreno del software en MiTele Plus, antiguamente de que se diera a conocer la detención del tentador.

Durante la reunión de entreambos, Carlos, de hecho, se mostró asaz altivo. El tentador comentó, cero más impresionar a la hoguera, que «llevo varias noches sin reposar, porque en la habitación de Lola no pego ojo desde hace unos días, pero estoy adecuado». «Me has hecho un gran crédito al ayudarme a darme cuenta de que la persona que tengo al costado no vale un duro. Te lo agradezco, pintamonas», comentaba Diego, en un batalla cuya tensión fue aumentando, obligando a Sandra Barneda a intervenir. «Voy a pedir respeto, por crédito. No voy a consentir faltas de respeto», declaraba la presentadora, con unas palabras que no evitaron que Carlos calificara a Diego de «niñato». «Si me error al respeto, me levanto y le bajo al suelo», respondía el montañés, visiblemente enfadado. Entre las preguntas que Diego planteó a Carlos, se encontraba la de si fue él quien había «entrado» a Lola, poco que el soltero respondió negativamente, dando a entender que la leonesa había tomado la iniciativa.

«Ha venido con una talante muy chulesca»

«Me gusta la respuesta, me deja las cosas más claras. Si fue Lola a por él… si el chaval es quien le entra, la pilla en un momento de debilidad, vale. Pero si es Lola quien se anima a ir a por él, parece que al final es ella la tentadora», explicaba el montañés, quien tuvo que escuchar como Carlos confesaba que llevaba «la misma ropa, me la he puesto hoy queriendo, porque fue la primera vez que ella se abalanzó sobre mí en la cocina». «Si ya tenía las cosas claras antiguamente de venir, me las deja más aún. A no ser que sea un embustero y esté traicionando a la chavala…», comentaba Diego, a quien Carlos desveló que Lola no se arrepentía de lo que había hecho, al igual que afirmó, aunque con tardanza, que tenía proyectos de futuro con Lola. «Cuanta más afinidad tenga Lola con él y más hayan hablado de futuro, de que no está arrepentida, me en voz baja más tranquilo», reconocía Diego, tras lo cual criticó del soltero que «ha venido con una talante muy chulesca. He tenido que calcular mis palabras y controlarme. Es un momento amargo, pero venía a darme respuestas y me las ha entregado».