'La isla de las tentaciones' repite fórmula con parejas anónimas y conocidas en sus próximas ediciones

Mediaset España ha presentado este jueves el comienzo de grabaciones de las nuevas entregas de ‘La isla de las tentaciones’. Con el fin de ahorrar costos y eludir futuros imprevisibles, el equipo de Cuarzo Producciones efectuará de forma sucesiva las 2 próximas ediciones del formato de parejas. Sandra Barneda ha encabezado el acto virtual como nueva presentadora en relevo de Mónica Naranjo.

«Lo afronto con muchísima ilusión y muchísimas ganas», ha reconocido la cronista, persuadida de que «vivir el reality 360 grados va a enriquecer todo mucho más«. Sin apreciar confirmar la continuidad de ‘El discute de las tentaciones’ con ella al frente, sí ha dejado entrever que va a hacer doblete: «El año pasado con los debates decidí vivirlo con la audiencia y fue muy interesante, pero este año vivirlo desde dentro y luego comentarlo va a ser más enriquecedor».

Más de cien parejas se han presentado al casting de las nuevas ediciones, que ha seguido un proceso presencial en el caso de la segunda edición y telemático en el de la tercera. En total, cinco han sido escogidas para cada entrega y van a poner rumbo próximamente a República Dominicana al lado de un equipo formado por en torno a 100 profesionales. Tras someterse a todo tipo de controles de seguridad, el formato va a poder efectuarse con normalidad.

Las parejas convivirán en 2 villas cuya decoración va a ser renovada en todos y cada edición, de exactamente la misma manera que las reglas van a ir incorporando pequeños giros para asombrar a los participantes. «Todos hemos tenido dudas sobre la pareja y por eso deciden someterse a esta prueba, son unos valientes», ha señalado Barneda, persuadida de que «si superas esta prueba pasas a otro nivel».

Parejas anónimas y conocidas

Como ya ocurriese en la primera temporada, ciertas parejas ya tienen experiencia en T.V. y, otras, son absolutamente anónimas. Sus edades están comprendidas entre los 22 y los 33 años y se hallan en diferentes puntos de su relación. «Hay parejas que están al comienzo y otras que llevan más años«, ha explicado la comunicadora, que todavía no ha podido conocer a los participantes personalmente.

Sobre su papel en las grabaciones, Sandra Barneda adopta «un trabajo de contención». «Se trata de que lo vivan de la manera más virgen posible y se expresen como lo estén viviendo y sin ningún tipo de condicionamiento por mi parte», apunta. Por el contrario, no puede refrenar su emoción y reconoce estar deseando asistir a las primeras hogueras: «Ya estoy soñando con la frase ‘hay más imágenes'».

Sin Mónica y sin LGBT+

«Me hace ilusión que no me dejen en una rutina, que me sigan dando oportunidades», ha aceptado la cronista. Sobre su precursora, Mónica Naranjo, ha desvelado la buena relación que existe entre ellas: «Se alegró muchísimo y me dijo ‘ya me contarás’ porque este año nos contábamos por WhatsApp cosas que no se veían y ella vivió».

Sin poder precisar data de estreno, la comunicadora ha pedido que la segunda edición vea la luz ya antes de 2021. «Voy a tener tantas ganas de hablar que va a costar mantenerme callada», reconoce. Preguntada por la posibilidad de dar cabida a parejas homosexuales, la comunicadora ha emitido un deseo para el futuro: «Ojalá el programa se consolide y se abra a un abanico mucho más diverso».