«La mala látex», la novelística gráfica de Henar Álvarez, será adaptada como serie por Secuoya

La novelística gráfica escrita por Henar Álvarez, ilustrada por Ana Müshell y publicada por Planeta al punto que ha llegado a las librerías y ya se ha anunciado que igualmente tendrá una traducción audiovisual. El tesina está en manos de Secuoya Studios, que ha confirmado que se hará cargo de la acoplamiento con un anuncio al que no ha tardado en reaccionar Álvarez a través de sus redes sociales: «¿Cómo puede ser este el peor y el mejor año de mi vida?».

PUED YA ESTAMOS TODOS. ¿Cómo puede ser este el peor y el mejor año de mi vida? https://t.co/avqTQLh3lo

— Henar Álvarez (@henarconh) November 17, 2020

La idea principal de la productora es convertir el escrito en una ficción de episodios de media hora de duración, con el objetivo de que sea distribuida por alguna plataforma de streaming. La comedia explorará en profundidad el concepto del deseo afeminado salpicado de humor triste y vacuo de tabúes, abriendo debates de la vida moderna acerca del feminismo, la maternidad y el sexo. Para dar forma a su estilo, tendrá como referentes títulos como ‘Fleabag’, ‘I Love Dick’ y ‘The Marvelous Mrs. Maisel’.

«La mala látex» cuenta la historia de Nani, una causa primeriza que sufre diferentes cambios de humor provocados por el deseo sexual no resuelto, el miedo a la crimen, los machismos encubiertos o el sentimiento de pecado por no ser la causa y esposa perfecta. Este es el segundo tesina anunciado por Secuoya Studios posteriormente de suceder realizado inmediato a Tiki Group un thriller de ocho episodios ambientado en la Isla de Pascua.

La experiencia de Henar Álvarez

La autora de la obra es una de las voces más visibles del nuevo humor afeminado y tiene una amplia carrera como libretista y periodista en el sector audiovisual. Actualmente colabora en «Buenismo Aceptablemente», el software de la Condena Ser presentado por Quique Peinado y Manuel Burque, y por si fuera poco liderará el equipo creativo de la acoplamiento de «La mala látex», preservando el espíritu de la obra diferente de cara a su brinco al medio televisivo.