'La materia oscura' ficha a Phoebe Waller-Bridge para una segunda temporada más corta de lo previsto

La relación televisiva establecida entre Phoebe Waller-Bridge y Andrew Scott irá un paso más allá en ‘La materia oscura’. Después de perdurar un romance tan increíble como inolvidable en ‘Fleabag’, los dos intérpretes coincidirán de nuevo en la segunda temporada de la ambiciosa coproducción de HBO y BBC, que adapta la popular clan de novelas de Philip Pullman.

Esta reunión ha sido posible gracias al recién anunciado fichaje de Waller-Bridge por la nueva tanda de episodios de ‘La materia oscura’, en la que interpretará al daimonion del personaje de Scott, John Parry, como señala TVLine. Para aquellos ajenos a la obra de Pullman, los daimonions son una suerte de extensión del alma de sus compañeros humanos, que cobran la forma de un determinado animal.

Por lo tanto, el vínculo entre los dos personajes será mayúsculo, y Scott tiene claro que la química existente entre él y Waller-Bridge está más que contrastada: «Todo está relacionado con el compañerismo y la amistad y la lealtad que siento por Phoebe en la vida real, así que es maravilloso que esto esté sucediendo.» Para comprobar el resultado de este refriega tendremos que esperar al próximo otoño, cuando podremos ver la segunda entrega de ‘La materia oscura’ a través de HBO.

Recorte necesario

Desgraciadamente, no todo son buenas telediario para ‘La materia oscura’. Debido a la crisis del coronavirus, que provocó la detención de los rodajes en marzo, la segunda temporada de la ficción contará con siete episodios, uno menos de lo previsto, como informa Deadline. El capítulo descartado iba a estar centrado en Lord Asriel (James McAvoy), en una trama inexistente en los libros originales, pero que había recibido la aprobación de Pullman. Sin confiscación, cabal cuando arrancó el rodaje de esta entrega se decretó el confinamiento en Reino Unido, por lo que el personaje de McAvoy al punto que tendrá presencia en los nuevos episodios.