'La que se avecina': Una inesperada boda y un gran giro final marcan el cierre de la primera mitad de la T12

La duodécima temporada de ‘La que se avecina’ es muy singular y es que como Alberto Caballero, su autor, ha anunciado ya en distintas ocasiones, va a marcar un fin de ciclo para la historia. El último capítulo de esta temporada 12 se ha planteado como un final de serie que va a marcar una nueva etapa mas, ¿de qué forma? Muchos apuntaban a una posible mudanza para de esta forma renovar todos y cada uno de los decorados y darle a la ficción un nuevo aire mas no va a ser hasta el último capítulo de exactamente la misma cuando descubramos lo que verdaderamente va a suceder con los habitantes de Mirador de Montepinar.

El motivo de la aguardada mudanza

Pese a ello, en el octavo episodio de esta temporada 12 que puede verse en Amazon Prime Video se nos da la clave de este giro final que va a vivir la serie y es que en el cierre del episodio se revela el motivo por el cual todos y cada uno de los vecinos van a deber desamparar el edificio. Lo descubrimos cuando estos reciben en la comunidad una notificación judicial en la que se les advierte que serán expropiados puesto que su hogar se halla en el trazado proyectado para la futura carretera de circunvalación M60. El juzgado de expropiación forzosa les da un plazo de un mes a fin de que abandonen el sitio y se instalen en residencias diferentes. Este es el motivo: su edificio será derribado para edificar una carrera. ¿Qué va a pasar con ellos entonces? ¿Lograrán pasar esta construcción o bien va a deber irse a otro sitio? ¿Y lo van a hacer juntos o bien separados?

Así fue la midseason de la T12

Esto lo vamos a saber en la segunda tanda de capítulos de la época 12 que se lanzará en unos meses. Será en estos episodios en los que vamos a saber de qué forma prosigue esta historia que en el 12×08 dejó infinidad de cabos sueltos. Un claro ejemplo es Menchu, que de ahora en adelante va a vivir con Fina. Tras percatarse que se ha transformado en un incordio para su hija, esta decide estrenar nueva vida al lado de su vecina. ¿De qué manera va a ser la convivencia entre las dos? Lo vamos a ver, como el destino de Lola y Úrsula y es que la actriz retorna a Montepinar presta a llevarse a su hija con ella para vivir juntas lejos de ahí. ¿Qué va a hacer Fermín sin su querida pequeña? ¿De qué manera reemplazará esta ausencia? No va a ser simple, como para Alba Recio tampoco el recobrarse de la rotura con el Padre Alejandro, que tras descubrirse como homosexual decide separarse por siempre de la que era su novia.

La prácticamente boda de Carlota

Este episodio nos obsequió otros muchos momentazos y la resolución de ciertas tramas abiertas en la época. Vimos a Carlota completamente resuelta a casarse con Ongombo, que precisaba un matrimonio con una de España para poder viajar a su país natal en el que se hallaba su madre moribunda y poder retornar después legalmente. Tras revisar como legalmente era imposible inmovilizar este link, Amador y Maite procuraron llegar a un acuerdo con el chico: traían a su madre a España para sanarla en la sanidad de España y anulaba la boda. Finalmente, el plan se ejecutó mas no salió como estos pensaban: la madre del conserje murió, Carlota descubrió el engañó y además de esto decidió romper con el que iba a ser su marido al enamorarse del hermano de este, que viajó a este país para acompañar a su madre. ¿Resistirá Carlota en esta nueva relación o bien asimismo abandonará a su nuevo amor?

La nueva faceta artística de Bruno

Además, en este episodio vimos a Enrique Pastor organizar un espectáculo beneficioso para el que debió acabar contando con su compañero de piso Bruno Quiroja. Este protagonizó un surrealista instante en esta gala presentada por la mismísima Yola Berrocal en la que se descubrió como humorista y es que el contar sus dramas y su temor escénico en frente de su público acabó desatando la simpatía de estos. ¿Es el comienzo de una nueva carrera distanciado de la música tradicional y centrado en el humor?

Los guiños a Leticia Sabater y Ojete Calor

Esta trama además de esto nos obsequió 2 amenos guiños musicales en el mítico bar de Coque. Por un lado, mientras que Enrique Pastor procuraba hallar artistas para la gala beneficiosa tras el rechazo inicial de Bruno, Vicente pensó en la mismísima Leticia Sabater para efectuar la actuación. «¿La Salchipapa en un festival infantil? Imposible», le respondió Pastor. Pero la cosa no quedó ahí y es que en un segundo guiño musical, Coque planteó que participasen Ojete Calor. «Esos ni cantan ni tienen gracia», afirmó Patricio Requena, personaje encarnado por el actor Carlos Areces. Y sí, es exactamente uno de los miembros del dueto al lado de Aníbal Gómez.