La UER confirma su intención de celebrar Eurovisión 2021 en Róterdam y no de forma telemática

La UER (Unión Europea de Radiodifusión) y las emisoras organizadoras del Festival de Eurovisión 2021 se encuentran, desde hace meses, trabajando en obtener la mejor forma posible de celebrar el certamen. Tras mencionarse que el festival no podría ser celebrado de la forma más habitual con manifiesto en directo, ahora la dirección ha comunicado que su intención es celebrarlo en Róterdam, y no de forma telemática con cada representante en su país de origen.

Las dudas se cernían oportuno a la situación sanitaria por la pandemia de coronavirus. Muchos eurofans daban por hecho que el festival de este año tendría que celebrarse con actuaciones pregrabadas, tal y como pasó con el Festival de Eurovisión Junior 2020. Ahora, la UER ha confirmado su determinación a celebrar el certamen en Róterdam con los 41 artistas y delegaciones presentes físicamente.

Para ello, la dirección del certamen ha compartido un documento en el que explican el minucioso protocolo inodoro que seguirán para evitar cualquier tipo de problema o posible contagio durante la celebración del festival. Este protocolo incluye medidas obligatorias para cualquier persona acreditada, trabajadores y concursantes. Martin Österdahl, supervisor ejecutor del certamen europeo, ha claro que «el espíritu y la tradición de Eurovisión se proxenetismo de unir a Europa, y estamos decididos a lograrlo en Róterdam en mayo». Luego, ha añadido: «Seguimos delante con nuestros planes de organizar un festival seguro, con todos los artistas actuando en directo en el arena. Este protocolo demuestra nuestro compromiso con hacer que esto suceda, con la vitalidad y la seguridad de todos los asistentes, incluidos artistas, delegaciones, manifiesto y prensa. Esta es nuestra máxima prioridad», ha añadido.

El «tablado B», el más probable

Recientemente, la dirección del festival ya detalló cuáles eran los posibles escenarios en los que podría desarrollarse el certamen en 2021. El tablado B, el cual sería el más probable que ocurriese según estas últimas informaciones, contemplaría la celebración de las dos semifinales, la Gran Final y todos los ensayos generales de forma presencial, manteniendo una distancia social de 1,5 metros entre todos los presentes y una valla del número de miembros de cada delegación. Incluso se reduciría drásticamente el número de miembros de prensa acreditada.