La verdad sobre Virginia y Dakota sale a la luz en el 6×09 de ‘Fear The Walking Dead’

La semana pasada regresaba ‘Fear The Walking Dead’ con la continuación de su sexta temporada, una tanda de episodios que comenzaba marcada por la homicidio de John Dorie (Garret Dillahunt), uno de sus personajes más importantes. La culpable de esta situación es la señorita Dakota (Zoe Margaret Colletti), quien apretó el percusor y provocó que John cayese al río malherido hasta que June (Jenna Elfman) lo encontró convertido en caminante y no tuvo más remedio que destruir con él. Dicha pérdida tiene sus consecuencias en el posterior episodio, afectado por el dolor y la furor que sienten los protagonistas, en peculiar June.

En concreto, en este capítulo, el noveno de la sexta temporada de ‘Fear The Walking Dead’, titulado «Cosas que quedan por hacer» («Things Left To Do»), que podemos ver en VOSE la alba del domingo al lunes y doblada al castellano cada lunes por la confusión a las 22:10 horas en AMC España, se produce un enfrentamiento entre Virginia y el categoría de Morgan. La situación se ha vuelto insostenible tras los últimos acontecimientos y la amenaza de la líder de los Colonos se incrementa en presencia de la imposibilidad de recuperar a Dakota. Sin requisa, su aspecto y la cantidad de enemigos que se ha ganadería le terminan pasando preparación.

En el punto crítico de la batalla

Acullá de reinar la calma, tras la homicidio de John la tensión ha aumentado todavía más. Si las cosas entre el categoría de Virginia y el de Morgan ya eran complicadas, ahora todo ha adquirido un nivel veterano de complejidad. El mal circunstancia es más que evidente, lo que nos pone en alerta desde el primer minuto. Los temores aumentan cuando Virginia obliga a sus prisioneros a colocarse en fila y de rodillas delante de ella. Si has seguido ‘The Walking Dead’, seguramente la imagen te haya trasladado abriles a espaldas, cuando Negan actuó de forma similar con Rick, Michonne, Daryl y compañía. Adicionalmente, a lo amplio de los episodios hemos conocido varias semejanzas entre uno y otro villanos, por lo que temer por la homicidio de Daniel, Luciana, Sarah o Grace no es tan disparatado.

A diferencia de lo que ocurrió en la serie innovador, para evitar un inminente trágico desenlace, encajado a tiempo ha hecho acto de presencia el héroe de la serie, o lo que es lo mismo, Morgan. Sin requisa, su presencia siquiera sirve para apaciguar la tensión, desatándose rápidamente una pelea y cruce de disparos entre uno y otro bandos, situando a Strand en medio de los dos al ser un ranger más de Virginia. Tras una secuencia en la que impera el desconcierto, finalmente Morgan logra salir del sitio custodiando a Virginia, mientras que algunos de los Colonos han conseguido capturar a Grace y a un malherido Daniel, dejando su destino en el ambiente.

La verdadera relación que une a Virginia y a Dakota

De nuevo las conversaciones entre los personajes nos llevan a conocer grandes secretos. Hasta ahora nos habían hecho creer que Virginia y Dakota eran hermanas, pero tras ser capturada, la líder de los Colonos ha confesado que en sinceridad se negociación de su hija. Al conocer ese traílla que les une de verdad podemos comprender su desesperación por encontrar a Dakota y retornar a tenerla a su banda. Lo que ella no sabe es el hastío y el rencor que acumula la señorita, que no quiere aprender falta de Virginia. No somos los únicos que hemos vivido engañados, puesto que la propia Dakota desconoce este cifra tan importante sobre su vida, poco que quizá podría hacerle cambiar de opinión respecto a Virginia o, por el contrario, aumentar su rechazo.

Mientras tanto, la vida de Virginia pende de un hilo. La mayoría quiere verla muerta, pero Morgan sabe de sobra que es la única moneda de cambio que tiene si quiere recuperar a Grace y a Daniel con vida. Una vez más, la disparidad de opiniones provoca que la tensión aumente entre los personajes, venciendo en este caso la capacidad de diálogo de Morgan, que le ha perdonado la vida a Virginia para que viva siempre con la tropiezo de todo lo que ha hecho. Aunque existen varios bandos adentro del categoría principal de protagonistas, Morgan ha demostrado tener la voz de mando, siendo quien toma la última intrepidez. De hecho, él ha sido el encargado de vincular a Virginia a contarle la verdad a Dakota, quien no ha aceptado la descargo de su origen, que solo buscaba darle un futuro y una vida mejor.

La venganza de June

Cuando ya todo parecía que por fin estaba en calma con Virginia encerrada y Grace reunida de nuevo con Morgan, los guionistas nos sorprender con un nuevo vuelta que abre las puertas a un cambio radical en la serie. En este caso, la sorpresa llega cuando June coge la misma pistola con la que Dakota asesinó a John y dispara a Virginia. La hecho de June ha sido totalmente impulsiva, poco que estaba deseando hacer como forma de venganza por la homicidio de John. Olvidar al simpatía de tu vida es irrealizable, por lo que la única forma de templar ese dolor era acabando con la persona responsable de la su pérdida. Sin requisa, en sitio de matar a Dakota, ha preferido terminar con la vida de Virginia, que en última instancia es la culpable de todo.

Con Virginia fuera de deporte, el transcurso de la historia cambia por completo. June no solo ha desobedecido la intrepidez que había tomado el categoría, además ha puesto sus cartas sobre la mesa, aumentando la distancia que cada vez parece veterano entre los miembros del categoría principal. Adicionalmente, acabamos de perder a una de las villanas con veterano potencial de la serie, por lo que quedan las puertas abiertas a un nuevo oponente. Mientras tanto, la rivalidad, los desencuentros y las nuevas alianzas parece que serán la tónica predominante en los próximos episodios, donde Strand hará lo posible por demostrar que el ejército y el plan que estaba construyendo Virginia puede funcionar, aunque eso suponga alejarse de sus amigos.