Las 12 peores series de 2020, según la redacción de FormulaTV

El 2020 ha sido un año traumatizado por el coronavirus, que no solo ha revuelto la producción de las ficciones para la pequeña pantalla, sino que incluso ha completo con el explicación de algunas de ellas. Aun así, a lo derrochador del año se han estrenado multitud de ofertas en distintas cadenas y plataformas, con el fin de alcanzar y conquistar el veterano número posible de espectadores, entre las que ha habido algunas que no han cogido dicha meta y no han cogido al menos el admitido.

En un tiempo en el que las producciones parecen acontecer multiplicado su propuesta más que nunca y en un año en el que las series han sido uno de los grandes entretenimientos para evadirnos de la verdad, no es de expulsar acontecer descubierto algunas ficciones que, por una u otra razón, se han quedado antes con respecto a sus rivales. Ya sea por su afición para producir interés, la partida de un buen ritmo narrativo o tramas atractivas, o la presencia de personajes poco atractivos, entre otras razones, desde FormulaTV hemos pulido una tira con aquellas series que, por uno u otro motivo, no han conseguido convencer en un año especialmente complicado.

12 ‘Ratched’

A pesar de los buenos datos y la popularidad que ‘Ratched’ adquirió tras su estreno en septiembre, lo cierto es que la historia de la señorita Mildred, en su camino a convertirse en una cruel enfermera del hospital psiquiátrico de Oregón, dividió a su sabido entre aquellos que la amaron y aquellos que la rechazaron. La precuela de «Algún voló sobre el piscifactoria del cuco», de Milos Forman, por desgracia, olvida ese enlace con sus orígenes a lo derrochador de toda su historia, hasta el punto de que incluso la ficción pasa por stop el aportar coherencia con el tono o la construcción del personaje.

De hecho, uno admisiblemente se podría cuestionar el porqué apelar a tan icónico personaje, cuando la historia parece prácticamente independiente de sus supuestos orígenes (o del que será el futuro del personaje y que ya conocemos), hasta el punto de que ni siquiera se ha establecido una cierta conexión con el film. A ellos se une lo surrealista de ciertas tramas que rodean al personaje interpretado por Sarah Paulson, cuya interpretación, aun así, es tan impecable como siempre, pero que amenazan en todo momento con sobrepasar los límites que hagan la historia tan surrealista como poco convincente a fanales del espectador.

11 ‘Valeria’

Basada en la clan de libros de Elísabet Benavent del mismo nombre, ‘Valeria’ aterrizó en mayo en Netflix, dividiendo al sabido en cuanto las opiniones que generó la historia de una mujer y su colección de amigas, con quienes comparte las dificultades que les surgen en su vida profesional y personal, como el incomunicación creativo o la creciente distancia con su pareja. Una historia de amistad, acto sexual y trabajo en la que faltan grandes giros o tramas originales que la conviertan en una serie a tener en cuenta.

De hecho, ‘Valeria’ carece de ese «coyuntura» con sus personajes durante las crisis de Valeria y compañía o con el triángulo amoroso del que forma parte su protagonista, interpretada por Diana Gómez, para producir cierto ocultación que atrape de cara a los siguientes episodios, poco que sí está presente en sus libros. Eso, unido al hecho de que sus personajes no están claramente definidos, al igual que siquiera se profundiza en los temas que se tratan, sino que son casi meras anécdotas a lo derrochador de la historia, no ayudan a que uno desee agregar a Valeria y compañía en sus «aventurillas» a lo derrochador de toda la temporada.

10 ‘Por 13 razones’

La historia de los compañeros de Hannah Baker tras su suicidio concluyó por fin con la cuarta temporada de ‘Por 13 razones’, que aterrizó a principios de junio en Netflix con unos fans cada vez más desencantados que se toparon con un clausura que mejoró muy poco con respecto a la temporada precursor. Aun así, ha resultado ser un final atropellado con múltiples temas que, a pesar de ser tan serios y sensibles (el uso de armas, la depresión o el racismo, entre otros), se tratan desde una perspectiva cercana al catastrofismo, sin esperanza visible, sin tan pronto como sensibilidad y sin producir empatía, allá de las sensaciones cuidadas que dejaba tras de sí la primera temporada.

De esta forma, ‘Por 13 razones’ ha presentado una última temporada en la que, a pesar de lo mucho que podría explorar y concienciar a su sabido de distintas realidades y problemas, se da importancia a los misterios que giran en torno a un nuevo homicidio y a los esfuerzos de sus protagonistas por seguir ocultando secretos. Todo ello en unos episodios que solo han demostrado una vez más que se ha estirado el chicle de ‘Por 13 razones’ durante demasiado tiempo y sin tan pronto como sentido en el explicación de sus tramas y personajes.

9 ‘Run’

‘Run’ cuenta la historia de Ruby y Billy, una pareja que se reencuentra tras primaveras separados gracias a una promesa por la que, si se enviaban un mensaje, debían reunirse para emprender una respiro, en la que hacen frente a sus diferencias tras tanto tiempo sin estar en contacto. Aunque la química entre sus protagonistas Domhnall Gleeson y Merritt Wever es evidente a lo derrochador de la historia, la ficción de HBO creada por Vicky Jones deja un sabor de boca que se acerca más al que podría dejar tras de sí ver una película que no termina de originarse y no una entrega serializada.

En este aspecto, lo que más destaca es el explicación de sus protagonistas, Ruby y Billy, a los que uno tan pronto como llega a conocer a pesar de acontecer llegado al final de la serie, poco que se da menos aún en los secundarios que se van presentando a lo derrochador de los episodios. Adicionalmente, ‘Run’ no aprovecha del todo los secretos, inseguridades y las dudas de sus personajes tras dos décadas de distanciamiento, sino que recurre a muertes e investigaciones, entre otros bienes, que aportan poco a lo que se muestra sobre los protagonistas a lo derrochador de los episodios, dejando nuestro conocimiento sobre ellos en una superficie que aún se podría acontecer explorado más a fondo.

8 ‘Historias del Alcafrán’

‘Historias de Alcafrán’ abordaba la cruda verdad de un pueblo de La Mancha que se esfuerza por combatir contra la despoblación incorporando a un adiestrado que permitirá rasgar el colegio que lleva tantos primaveras cerrado. Una comedia creada por José Imperfección, Eduardo Carterista de Guevara y Óscar Lurueña que se estrenó en La 1 de Televisión Española a principios de septiembre y que ni siquiera logró convencer a la audiencia al dejar una media de 6,8% de share. Aunque la serie no se presentaba como toda una remisión del 2020, su honestidad al presentar tramas pensadas para alcanzar todos los targets de audiencia, no ha contado con la suficiente potencia para enganchar al sabido.

La ficción retrata un problema de hogaño a través de historias que pretenden entretener y divertir, pero que difícilmente logran sacar la carcajada que se podría esperar de una comedia, con bromas de poca soltura o que son más propias de primaveras antes que de la hogaño. La historia de sus personajes, encarnados por actores como María Isasi, Álex Gadea, Carlos Chamarro o Encanto Ruiz, puede que consiga entretener, pero sigue anclada en el pasado de la sujeción pública, al no arriesgar en su contenido ni producir interés con sus giros o sus personajes, algunos de los cuales resultan tan superficiales como estrambóticos.

7 ‘Avenue 5’

Hugh Laurie se puso al frente del reparto de ‘Avenue 5’, una comedia de HBO ambientada en un crucero espacial que, cercano a esa ambientación y el hecho de que ha sido creada por Armando Iannucci, responsable de ficciones como ‘Veep’ o ‘The Thick of It’, podía apuntar muy stop antiguamente de su estreno a principios de 2020. En ella, un crucero espacial sufre un imprevisto cambio de ruta, lo que provoca que el tiempo de alucinación se alargue y, en consecuencia, surgen conflictos entre la tripulación y los tensos pasajeros.

Sin requisa, aunque la comedia carece de tedio, la error de cohesión entre sus episodios y el desorden universal del que peca la producción acaban convirtiéndola en una historia que aún podría haberse explotado mucho más. El conflicto constante entre los responsables del crucero y los pasajeros no acaba de utilizar del todo la ambientación futurista y se echa en error un veterano cuidado del entorno. Características que alejan esta serie de la acierto de la que Iannucci ha hecho vestidura a lo derrochador de su carrera.

6 ‘Benidorm’

Antonio Pagudo se puso al frente del reparto de la serie de Atresplayer Premium ‘Benidorm’, serie de los creadores de ‘Allí debajo’, que aterrizó en la plataforma a principios de junio. En ella, Xabi, tras ser diagnosticado de cáncer y descubrir que le quedan pocos meses de vida, decide trasladarse desde el País Vasco a Benidorm para inquirir a María, su acto sexual adolescente, que acabará siendo suplantada por una mujer que, empujada por su novio, decide conquistar al inocente protagonista para quedarse con su fortuna.

La producción esperaba cosechar un éxito similar a su predecesora, pero su escasa valentía en su planteamiento no ha conseguido que destaque, transmitido que utiliza una fórmula muy similar, e incluso acaba recordando a estrategias cómicas que podrían acontecer funcionado perfectamente en el pasado. El humor que presentan los amigos del protagonista, quienes deciden seguirlo en su alucinación para cuidar de Xabi, tiende a ser en universal sobrado sustancial. A ello se suma una trama criminal en torno al colección, para añadir peso más allá de la que se desarrolla entre el personaje de Pagudo y el de María Almudéver, que da la sensación de que la serie negociación de englobar más de lo que podría. Ingredientes por lo que ‘Benidorm’ se queda en una comedia más, sin montar a destacar en el año de su estreno.

5 ‘Vis a vis: El oasis’

Poco más de un año posteriormente de que concluyera ‘Vis a vis’, Fox España estrenó el spin-off ‘Vis a vis: El oasis’ a finales de abril , con Maggie Civantos y Najwa Nimri retomando sus míticos papeles como Defecto y Zulema. Dos protagonistas que se unían para perpetrar el atraco de sus vidas a un importante narcotraficante cercano a un dispar colección de mujeres, con rostros tanto nuevos como ya conocidos. A pesar de contar con la potencia de estos dos personajes que conquistaron a la Marea Amarilla, ‘Vis a vis: El oasis’ perdía esa característica de incluir increíbles personajes que tanto agradó en su predecesora y, de hecho, siquiera se aprovechó del todo su potencial.

Mezclar tantos personajes e historias que contar en tan pronto como ocho episodios no favoreció a la serie, que parecía querer englobar más de lo que era capaz, dejando así historias pasajeras, sin profundizar, que terminaban sin tener cierta relevancia. A ello se suma el hecho de que, entre tanta nueva incorporación, se perdía un tanto la historia de dos mujeres tan complejas e interesantes como Defecto y Zulema, puntos fuertes que podrían acontecer generado un veterano interés con una historia en global más profunda, sin sumar tantas nuevas tramas que la empañasen.

4 ‘Por H o por B’

‘Por H o por B’ cuenta el concurrencia de dos amigas, Hache y Zapatiesta, tras primaveras distanciadas, cuando ambas se trasladan de Parla al centro de Madrid, mientras lidian con las diferencias entre su antigua ciudad y su nuevo zona de residencia. Aunque parecía ser una de las grandes apuestas españolas de HBO para este 2020, esta producción presenta una trama que, a pesar de los esfuerzos de sus acciones y diálogos para mostrar cierta autenticidad, acaba repleta de tópicos y exageraciones que le restan esa credibilidad que tanto parece inquirir.

La serie recurre, adicionalmente, a ese «choque cultural» a veces tan manido en las producciones para despertar interés y humor a lo derrochador de la trama. Aunque dicho medio parece producir cierto humor sano e incluso ternura en otros casos, en el de esta producción pierde esas sensaciones al sobrellevar al extremo, las relaciones de sus protagonistas, dos mujeres de Parla, con su nuevo entorno, parentela que vive en el centro de Madrid: a unas las presenta en ocasiones demasiado vulgares, mientras que a los otros llegan a ser repelentes en extremo. Planteamientos que acaban chirriando a fanales del espectador, al mostrar situaciones ridículas en exceso que ni convencen ni dan el toque cómico que probablemente se esperaba.

3 ‘Space Force’

A finales de mayo, Netflix estrenó ‘Space Force’, una serie desarrollada por Greg Daniels y Steve Carell, quien ejerce, adicionalmente, como protagonista. Una producción que nació como un «pedido» de la compañía al humorista posteriormente de que Donald Trump anunciara que ampliaría el ejército de los Estados Unidos con unas fuerzas espaciales, en 2019, y que narra el proceso de creación de dicha entidad. Comenzaba así un proceso creativo que ha generado una «comedia» forzada y que negociación de imitar en cierto modo a ‘The Office’, sin demasiado éxito.

Sin requisa, ‘Space Force’ incorpora unos gags que no terminan de funcionar en el ámbito, muchas veces, de situaciones demasiado incómodas para producir un humor convincente. El hecho de que algunos personajes acaben siendo demasiado extravagantes incluso puede resultar pesado, restando así el humor del que podría hacer vestidura una serie que, adicionalmente, renuncia a mofarse de momentos históricos de hogaño, como el hecho de que, aunque el presidente o la primera dama existen en la trama, permanecen en off en todo momento, evitando hacer bromas que podrían perjudicar que no pasara de moda con el tiempo.

2 ‘Inscripción mar’

‘Inscripción mar’, una de las apuestas españolas de Netflix, contaba los misterios que sucedían en un transatlántico. En el caso de la tercera temporada, los tripulantes y pasajeros del barco se enfrentaban al provocación de contender con un virus mortal, al que se sumaba un delito dificultoso durante la travesía. Dos de los conflictos que surgen en este desenlace de seis episodios, en los que por desgracia se presentan resoluciones a cada situación, muchas de las cuales resultan poco creíbles, de forma rápida y a veces sin sentido.

Adicionalmente, la serie cuenta con la incorporación de nuevos personajes que, allá de aportar poco a la trama, consiguen el impacto contrario. Algunos, de hecho, ni siquiera logran encajar en las tramas, hasta que cuadran al descubrirse su seguro papel. Un impacto que no convence y que resta credibilidad a los personajes, al igual que la producción va perdiendo el ocultación y la tensión a medida que encara su final, cada vez más predecible. A ello se suma el hecho de que, en seis episodios, la historia acaba resultando atropellada, al mostrar más de lo que podría explorarse de forma más efectiva y profunda a lo derrochador de ellos.

1 ‘Allí de ti’

A principios de 2018, Mediaset anunciaba una de sus apuestas, que no llegó a su principal sujeción hasta abril de 2020, ‘Allí de ti’, que tan pronto como convenció a sus espectadores en su estreno. La comedia romántica protagonizada por Megan Montaner y Alessandro Tiberi narraba la historia de dos personas que, tras comportarse un encontronazo en un aeropuerto, se separaban para regresar a sus países, aunque no lograban olvidarse el uno del otro, hasta el punto de que el otro comenzaba a manifestarse frente a ellos como si estuvieran en realidad presentes.

La producción, aunque se estrenó líder, comenzó una decadencia que concluyó con su radiodifusión en un escueto 9,6%, posteriormente de que los espectadores se quejaran desde el principio, entre otras cosas, de la escasa calidad del doblaje o de los evidentes esfuerzos de Montaner por hacer un acento andaluz que no acababa de convencer. Eso, cercano al explicación de una trama romántica con cierto tono increíble y llena de tópicos, que incluso a veces llega a ser un tanto ridícula, convertían a ‘Allí de ti’ en una serie que se acercaba más a una película de sobremesa de fin de semana para acontecer el rato que a una producción que merezca la pena recapacitar.