Las declaraciones de Antonio David tras la asalto de Rocío Flores a su mama hacen arder el plató ‘Sálvame’

Cada una de las declaraciones que Rocío Carrasco arroja en cada capítulo de su docuserie abre un debate sin precedentes en el mundo del corazón. Un día a posteriori de que la protagonista de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’ tomase asiento en plató para interpretar en directo, Kiko Hernández ha tirado de hemeroteca para recapacitar cómo fue la entrevista que Antonio David Flores concedió tras la asalto de Rocío Flores a su mama.

El cara a cara en cuestión data de septiembre de 2019, aniversario aludido a la entrada de Antonio David en ‘Gran Hermano VIP’, con un titular que daba a entender el duro contenido que podría acaecer en el interior de la publicación: «Mi hija se enfrentó a su mama por defenderme«, leyó Kiko Hernández. Como era de esperar, las reacciones comenzaron a aflorar solo con estas palabras y fue Carlota Corredera quien sugirió que le estaba justificando.

No obstante, Hernández pedía calma en plató, porque lo que estaba por venir era todavía más cachas: «No lo sé, si los quiere, yo los quiero de forma diferente. Igual es que no tiene instinto materno. Hay madres que paren a sus hijos y los tiran a un contenedor«, aseguraba Antonio David Flores en la revista Lecturas. Los sonidos de incomprensión se colaban constantemente, con la advertencia de Laura Fa destacando: «¡Cómo no nos dimos cuenta!«, sentenció.

Al mismo tiempo, Carlota Corredera mostró su total acuerdo con la colaboradora, remarcando que es raro que nadie hubiese tenido «un cortocircuito». Puntual a posteriori Kiko Hernández prosiguió con la recitación de algunas de sus declaraciones, entrando en el demarcación del estado de salubridad de David Flores Carrasco: «No ha querido contraer la enfermedad de su hijo, eso va en función de la masculinidad», afirmó Flores, para continuar diciendo: «Tenía terror de que pasara poco cada vez que dejaba al párvulo quince días en casa de Rocío»

Rocío Carrasco quiso proteger a su hija

Tal y como contó en ‘Rocío, contar la verdad en directo’, Carrasco llamó a la cúpula de La taller de la tele para pedir que las informaciones relativas a la asalto no fuesen tratadas en ‘Sálvame’ y se cuidase la figura de su hija. Sin retención, Kiko Hernández quiso poner en valencia su opinión, contando que, mientras la mama buscaba no hacer daño a su hija, «Antonio David» estaba cobrando por la monopolio de la que se estaba hablando en el software.