Las marcas vetaron en 'Física o química' a Fer y Jan para anunciar sus productos

El tratamiento de la publicidad en las series ha ido evolucionando con el paso de los abriles, pero hubo una época en el que el descaro a la hora de introducir el product placement era lo global, como ocurrió, entre otras, en ‘Física o química’. El problema de esto es que las marcas pueden lanzarse quién es la mejor representación para sus productos, como ha revelado Carlos Montero que ocurrió con ‘Física o química’.

El creador de la popular serie vivaz ha relatado a El País que las marcas pudieron tomar decisiones de a quiénes preferían para que promocionaran sus productos. De este modo, discriminaron a los personajes de Fer (Javier Pelado) y Jan (Andrés Cheung): «A Fer no lo querían, al chino siquiera. Eso ha cambiado mucho. Ahora a esas marcas tan potentes les daría vergüenza hacer eso».

‘Física o química’ sufrió la intención de ayudar unos estereotipos en la nubilidad. En esta ocasión, fue la propia cautiverio quien limitó el consumo de vino y otras drogas: «En el capítulo 2 todo el mundo tomaba pastillas y la cautiverio nos dijo que los únicos que podían drogarse y copear vino eran ‘los malos’«, explica el incluso creador de ‘Élite’ y ‘El desorden que dejas’.

La discriminación al colectivo LGTB

La discriminación sufrida por Fer por parte de las marcas no fue sino un semblante más de la discriminación existente con destino a el colectivo LGTB que, por suerte, con el paso de los abriles ha ido desapareciendo. ‘Al salir de clase’ fue víctima de ello con Clara, a quien daba vida Laura Manzanedo. Este fue el primer personaje desviado de la serie, quien se enamoraba de Miriam. Sin requisa, acababa por incendiar su casa y apuntalar que el lesbianismo había sido solo una confusión.

«La cautiverio todavía no lo tenía muy claro. No le gustaba mucho. En esa época estaba más aceptado una relación entre dos hombres que entre dos mujeres. Cuando me tocó a mí escribir el episodio 500, insistí en que Clara aclarase que era andrógino», revela Eduardo Zaramella, uno de los creadores, en el citado artículo. Por ello, cuando introdujeron al personaje de Santi (Alejo Sauras), Jaime Palacios quiso dotarle de viejo rigor. Zaramella asegura que Telecinco «no quería mostrar besos ni relaciones sexuales con Santi. Que fuera gay, pero que no viésemos su vida gay«. Finalmente, lograron que tuviera una pareja, la cual funcionó muy adecuadamente entre el manifiesto, dándose el primer beso desviado en una serie española.