Las primeras palabras de Josep Maria Mainat tras conocerse el presunto intento de asesinato de su mujer

Una de las parte más sorprendentes de los últimos días es que Josep Maria Mainat, el conocido productor de televisión y fundador de Gestmusic, había sufrido un intento de crimen el pasado mes de junio a manos de su mujer, Angela Dobrowolski. Su esposa habría intentado apurar con la vida del productor de ‘Crónicas marcianas’ al asimilar que este planeaba divorciarse de ella y no dejarla como heredera de su millonario patrimonio. Dobrowolski habría suministrado altas dosis de insulina a Mainat, que es diabético y que entró en coma en aquel momento, pero que ahora está perfectamente recuperado.

Tras saltar la informe, muchos medios han querido hacerse eco de las primeras palabras de Mainat. Una primicia que han acabado María Patiño y Chelo García-Cortés y que han hecho pública en ‘Sálvame’. Ambas mandaron un mensaje al conocido productor para preguntarle por el tema y contestó que se encontraba «adecuadamente» y que la investigación «sigue en marcha y ya se verá cómo evoluciona». Ha añadido que no quiere hacer más declaraciones y siquiera cogió el teléfono cuando Patiño le llamó para que entrase en directo al software.

Mainat terminó su mensaje a la presentadora de ‘Socialité’ manifestando que le gustaría conocerla «algún día», una frase que no añadió en el mensaje enviado a Chelo. Patiño se ha mostrado muy contenta por esta manifiesto de intenciones del productor y ha afirmado que su objetivo ahora es conseguir que este le conceda una entrevista. Jorge Javier Vázquez le ha preguntado entonces si estaría dispuesta a conocerle, poco que Patiño ha afirmado rotundamente: «Es un vasto». El presentador de ‘Sálvame’ ha querido asimilar si su compañera abandonaría la dependencia si Mainat le propone algún esquema televisivo: «No, eso no; adicionalmente, Mainat es muy de Telecinco».

Se revelan más datos

En ‘Sálvame’ incluso han hablado con Toni Muñoz, el periodista de La Vanguardia que dio la informe, que ha explicado que, aunque al despertar del coma, Mainat «estaba convencido» de que su mujer, con la que tiene dos hijos pequeños, había intentado asesinarlo, dudó mucho en tomar la intrepidez de denunciarla. Muñoz ha explicado que finalmente fue el hijo que tuvo en global con Rosa Maria Sardà, Pol, el que tomó medidas legales contra Dobrowolski.