No todas y cada una de las producciones audiovisuales subsisten de exactamente la misma manera al ineludible paso del tiempo. Pese a haberse afianzado como una de las producciones más taquilleras de la historia y sumar prácticamente diez Oscars, «Lo que el viento se llevó» se ha transformado tras ochenta años en el paradigma de la indiferente representación de la minoría afroamericana. Por esa razón, en plenas quejas tras el asesinato de George Floyd, HBO Max ha decidido retirar este tradicional del séptimo arte de su catálogo para no fomentar el racismo sistémico que demanda el movimiento Black Lives Matter.

Esta retirada es una medida temporal, en tanto que más adelante la película protagonizada por Vivien Leigh y Clark Gable retornará al catálogo de la plataforma de WarnerMedia, mas acompañada de un aviso de su contenido racista, como notifica Variety. ««Lo que el viento se llevó» es un producto de su tiempo y refleja ciertos prejuicios étnicos y raciales que, por desgracia, han sido comunes en la sociedad estadounidense. Estas representaciones racistas eran incorrectas por aquel entonces y lo son ahora, con lo que sentimos que sostener este título sin una explicación y una demanda de esa representación sería irresponsable,» reza el comunicado emitido por HBO Max.

Además, el servicio de streaming defiende que cuando la película regrese, no va a haber ninguna modificación en su metraje, que en tantas ocasiones ha sido acusado de fomentar una edulcorada imagen del esclavismo: «Será mostrada como fue creada originalmente, por el hecho de que hacer lo opuesto sería lo mismo que decir que esos prejuicios jamás existieron. Para crear un futuro más justo, equitativo y también inclusivo, primero debemos reconocer y entender nuestra historia.»

Esta retirada ha sido promovida en los últimos días por personalidades tan influyentes como John Ridley. El argumentista ganador del Oscar por «12 años de esclavitud» exponía su demanda en una columna de opinión publicada por Los Angeles Times, en la que ofrecía una reflexión sobre el legado de «Lo que el viento se llevó»: «Cuando no está ignorando los horrores del esclavismo, se detiene solamente para perpetuar ciertos estereotipos más dolorosos de la gente de color

‘Little Britain’, en la rampa de salida

Otra producción, en un caso así más reciente, que se ha visto perjudicada por el reajuste de las plataformas frente a las quejas que denuncian las injustas representaciones raciales, ha sido ‘Little Britain’. Como notifica TVLine, la serie de sketches estrenada en 2003 ha sido retirada tanto de Netflix como de BBC iPlayer y BritBox, aduciendo asimismo que «los tiempos han cambiado», como bien prueba el empleo de blackface por la parte de sus protagonistas para representar a la comunidad negra.