Cerca de tres millones de espectadores estuvieron atentos a la tercera gracia de ‘Mask Singer: adivina quién canta’ porque contaría con dos sorpresas: por un banda, una de las máscaras desvelaría su identidad siendo en esta ocasión la de Unicornio, mostrando que adentro estaba Norma Duval; y por otro banda, el plató recibiría por primera vez a una máscara invitada que sería Mariquita.

Bajo el disfraz había alguno cantando «Someone like you», la canción de Adele, y, cuando se quitó la máscara todos fueron testigos de que se trataba de Mónica Carrillo, copresentadora de ‘Antena 3 noticiero fin de semana’. Para susurrar de su experiencia en el software, el jueves 19 de noviembre participó en ‘Zapeando’ y, ayer de nulo, aseguró: «Tengo mucho pudor, aunque no lo parezca». Dani Mateo le preguntó desde el plató cómo acaba una periodista de raza como tú cantando en un círculo disfrazada de mariquita.

«Me lo sugirieron, me pareció una idea muy loca y dije que no», comenzó explicando la presentadora, pero cuanta que luego cambió de idea: «Le di una reverso, me lo argumentaron muy correctamente y al final lo utilicé para romper muros mentales. Es una cosa que no me veía capaz de hacerlo. Me pareció que era un encaje y me puse a prueba». Muy risueña, Carrillo añadió que esa «es la explicación que me doy a mí, si no no lo entiendo». Mateo le recordó que ahora Matías Prats hará muchos chistes de ella, pero ella expresó que «da igual porque nos reímos mucho de nosotros mismos. Ahí el sentido del humor lo encajamos todos muy correctamente».

Bromea con su conducta: «Adele está temblando»

Dani Mateo aplaudió su valentía de cantar en el software y encima hacerlo en inglés. «A mí me encanta la música y he participado en programas especializados. Siempre me acompaña, incluso en los libros. Pero yo no tengo ninguna conocimiento musical, soy cero intuitiva y esto es mi primera inmersión de forma activa. Y creo que la última«, comentó Carrillo, quien aseguró que nunca ha ido a un karaoke, pero que en los conciertos sí que lo da todo. «Me consta que Adele está temblando», bromeó la presentadora ayer de despedirse.