Lola destapa el montaje que Diego quería hacer con Marta López para correr a Honduras

La vigésima publicación de ‘Supervivientes’ ha comenzado, con varios rostros que han cambiado ‘La isla de las tentaciones’ por Honduras. Precisamente, Lola Mencía es una de ellas y no ha dudado en comentar algunos asuntos ajenos a los Cayos Cochino, llegando incluso a revelar una de las intenciones de Diego Pérez: hacer un montaje con una de las concursantes suerte del reality, dada su triunfo durante el confinamiento.

Tumbada en la arena y rodeada de sus compañeros, estas «informaciones» pasaron por la inicio de Lola y no dudó en comentarla con sus compañeros. Apelando directamente a Marta López, la robinsona sentenció: «Diego quería hacer un robado con un paparazzi y que salieras tú«, aseguró. Encima, quiso remarcar que «la famosa que quería era Marta López». Cabal luego, con rostro de asombro apostilló: «Este pica muy detención, o sea… ¿Dónde va?«.

Pese a que es poco que no ha escuchado de primera mano, sino que son datos que le llegaron, se olvidó de la custodia compartida de Horus y cargó contra él. Dirigiéndose a su compañera de concurso, reiteró: «Yo sabía que no tenías cero que ver». La respuesta de López fue cuanto menos sólido: «¡Debo tener una cara de gilipollas!«, para, preciso luego, sentenciar: «Hay que ser cutre. A mí no me gusta cero».

El acercamiento de Lola y Gianmarco

Durante la primera semana de convivencia, una posible carpeta empieza a despuntar inicio en ‘Supervivientes 2021’. Lola Mencía y Gianmarco Onestini empezaron a construir paso a paso una convivencia que, para muchos, puede suponer poco más. Sin bloqueo, no todo es de color de rosa: el fuego ha sido lo que ha hecho saltar chispas, pero no en el buen sentido.

Mientras trataban de encender la pequeña hoguera, el italiano se acercó a la leonesa para comentarle que tenía una ampolla de tanto intentarlo. Entre broma y broma, Lola acercó uno de los palos que estaban utilizando, y no frío precisamente; lo que provocó que Gianmarco montase en cólera, pues asimismo podría haberse mosqueado esa parte de su cuerpo. Ese enfado ocasionó uno de los primeros bajones de la publicación, pues él decidió darse la dorso y marcharse, dejando a Lola en el sitio.