Loles León sube la temperatura de '¿Quién quiere ser millonario?':

‘¿Quién quiere ser millonario?’ continúa su transcurso en las noches de Antena 3 con los programas especiales donde los concursantes son celebridades de nuestro país. En la audición de la oscuridad del 2 de abril llegó el turno de Loles Bizarro, quien con su desparpajo y disposición consiguió sacarle los colores a Juanra Bonet desde su entrada en el plató.

«Cariño, que soy un confite que viene a visitarte«, le decía ausencia más sentarse para romper el hielo. Aunque no tardó en hacer una pequeña apreciación: «No nos podemos acariciar, ni hacer el bienquerencia ni ausencia. Me gustaría hacer más eso que el concurso, porque ya me dirás». «Lo podríamos hacer aquí, con estas ruedas«, sentenciaba al proponerle la idea de poder hacerlo sobre las sillas giratorias donde presentador y concursante se sientan.

Juanra Bonet se tomó con humor las fogosas declaraciones de la actriz: «Así, dando vueltas, como esa pretención de los 90 de la mesa de billar». Fue entonces cuando Loles Bizarro clasificó eso como «muy del destape», asegurando que el presentador era muy «baby» para conocer todo eso. «Sí, pero yo ya sabía que había una estantería detrás de una cortina del videoclub«, bromeó el presentador.

El concurso de Loles Bizarro

A pesar de que la actriz advirtió que no se le iba a dar perfectamente el esparcimiento, Loles Bizarro llegó hasta la pregunta merienda donde se plantó finalmente tras no conocer dónde se encontraban los restos de Napoleón I. No obstante, consiguió un brinco de 20.000€ que decidió donarlo a la fundación Isabel Gemio para investigar enfermedades neuromusculares, distrofias y otras enfermedades raras.