Los planes del creador de 'Élite' para el futuro de la serie:

El final de ‘Élite’ no se atisba en el horizonte. La ficción creada por Darío Madrona y Carlos Montero ha registrado cifras millonarias en Netflix con sus tres temporadas, y su renovación por una cuarta entrega demuestra que ni los guionistas ni la plataforma van a permitir que este engendro muera antaño de tiempo. No obstante, el tiempo pasa para todos, por lo que ha sido forzoso introducir nuevos personajes y despedirse de otros tantos, pero esto no es más que el inicio de otra etapa que podría durar más de lo esperado.

Pol Granch, Carla Díaz, Martina Cariddi y Manu Ríos son las principales incorporaciones al reparto lozano de ‘Élite’, que contará una vez más con veteranos de la serie como Omar Ayuso, Arón Piper, Miguel Bernardeau o Itzan Escamilla. Por lo tanto, todo podría apuntar a que la cuarta temporada estará enfocada a la transición entre los dos elencos, pero Montero, en declaraciones a FormulaTV, ha confirmado que los nuevos episodios serán mucho más que eso.

«No es una temporada de transición, vamos con toda la carga. Es una temporada con mucha entidad. Hemos conseguido un nivelación muy guay entre la fuerza que traen los nuevos y el reparto llamativo. Desde escritura fue muy difícil conseguirlo, porque a veces el desequilibrio estaba ahí, pero es una temporada muy poderosa y que demuestra que ‘Élite’ está muy viva, » ha asegurado el productor ejecutante, que se ve implicado en el esquema durante mucho tiempo: «Yo quiero hacer vigésimo temporadas de ‘Élite’, quiero jubilarme con ‘Élite’.»

Cambio de patrulla

Ese nivelación al que alude Montero tiene que ver con dar la bienvenida a nuevos personajes, despidiendo por el camino a aquellos que agotarán su implicación en la serie, como Ayuso y Escamilla, que ya han confirmado que la cuarta temporada será la última para ellos. Por eso es tan relevante que las incorporaciones estén a la valor, y según Piper, que todavía ha hablado con nosotros durante la presentación de ‘El desorden que dejas’, cerca de esperar grandes cosas de los novatos: «Los nuevos han llegado para quedarse«.