La entrega del 2 de marzo de ‘Palo y esquirla’ tenía como invitado principal a Xavier Sardà. El conocido periodista catalán fue entrevistado por Mamen Mendizábal donde charlaron sobre los orígenes del presentador y su comunidad, entre otros temas. La comunicadora recordó el momento en el que los sectores independentistas pusieron carteles de varios profesionales catalanes, entre ellos Sardà, a quienes les señalaban como terroristas por trabajar en Madrid.

«Me molestó mucho la calidad del papel y que no fuese a color», bromeó el invitado mínimo más escuchar la pregunta. Sardà confesó que al principio fue un impacto verlo, pero posteriormente quiso quitarle hierro al asunto. «He vivido situaciones mucho más angustiosas. Tengo 61 primaveras. Los tres últimos de ‘Crónicas Marcianas’ y dos posteriormente, yo tuve que ir con escolta, eran temas muy serios como para que ahora me asuste que determinado pegue con celo unos posters con seis periodistas catalanes que digan: ‘váyanse ustedes a Madrid'», aseguró el presentador.

Por otro banda, el comunicador desveló el principal motivo por el que terminó su software destino en Telecinco, ‘Crónicas marcianas’: «Por el horario. Yo soy matinal, yo a las 6:00 de la mañana ya estoy en campo. Tengo un régimen animal solar«, explicó el periodista. «Ocho primaveras acostándome a las 2:30 y luego no sabiendo tenderse al día sucesivo. Sencillamente no sabía tenderse, a las 8:30 ya estaba otra vez activado», desveló Sardà en el espacio de laSexta.

«En ‘Crónicas Marcianas’ pagaban muy acertadamente»

Xavier Sardà recordó pegado a Mamen Mendizábal sus tiempos en el late show: «Si tú coges un ‘Crónicas’ de los dos primeros primaveras y coges un ‘Crónicas’ de los dos últimos primaveras, te aseguro que el software era infinitamente mejor«, apuntó el presentador, ya que considera que habían aprendido con los primaveras. «Al final era Latre, Boris, yo y unos cuantos más en una sucesión de situaciones brutales y divertidas», afirmó. Mendizábal quiso retener si durante esa época el periodista se «forró». Sardà admitió que «en ‘Crónicas’ pagaban muy acertadamente»: «Sí, era una época que luego se acabó, aquellos sueldos».