Los vecinos de Nacho Vidal, indignados tras pillarle grabando un vídeo porno en el cementerio

Nacho Vidal ha estado en el centro de atención de los medios de comunicación en los últimos meses por hallarse envuelto en dos sucesos muy graves: la asesinato del fotógrafo José Luis Rector tras un ritual con sapo payaso celebrado en casa del actor porno y su detención por conducir sin puntos en el carnet y bajo la influencia de GHB, una droga psicotrópica.

Ahora el exconcursante de ‘Supervivientes 2015’ vuelve estar en el punto de mira por otra polémica: ha fototipia un vídeo porno en el cementerio de su pueblo. Una información que ha hecho pública el software ‘Viva la vida’ tras realizar una investigación en el pueblo de Vidal, Enguera (Valencia), donde este reside actualmente.

Muchos vecinos se han mostrado indignados por la aspecto del actor y una de ellas se ha mostrado especialmente molesta porque, según su prueba, grabó la ámbito en la tumba de sus abuelos. El actor ha desencajado al paso de las críticas y se ha defendido delante un reportero del software presentado por Emma García argumentando: «¿Quién no ha practicado sexo en un cementerio?». Vidal ha explicado que hizo la ámbito ahí porque se lo pidió una productora y entonó el mea yerro.

Se defiende de sus otras polémicas

En la misma conversación con el reportero de ‘Viva la vida’, el actor porno ha querido defenderse de las otras dos polémicas que le rodean actualmente. Ha explicado que no habrá pleito por la asesinato de Rector y que él no sabía que el fotógrafo había consumido cocaína antaño del ritual: «Fue un suerte […] ¿Tú te crees que si yo sé que una persona ha tomado poco, yo le voy a asociarse con la medicina?».

Sobre su detención en Valencia cuando conducía sin puntos del carnet y bajo los mercadería de una droga psicotrópica, el actor ha inhábil deber consumido alguna sustancia, pese a que en el hospital de La Fe, donde le realizaron las pruebas, admitió que le habían recostado GHB en la bebida. Cuando el reportero le señalaba que lo que sí que era cierto sin ocasión a dudas es que no tenía puntos en el carnet, Vidal se rio y dijo: «Vamos a contar mentiras tralará».