Lucía Dominguín y Perico Delgado, expulsados de 'MasterChef Celebrity 5'

Las cocinas de ‘MasterChef Celebrity 5’ siguen perdiendo miembros semana tras semana, pero esta vez el proceso se ha acelerado porque los jueces han decidido expulsar a dos personas de porrazo en el botellín software del talent culinario de La 1. Lucía Dominguín y Perico Delgado han sido los elegidos para opinar adiós a posteriori de no dar la talla en la prueba de asesinato, donde tenían que cocinar la tarta de diez capas de David Pallás, experto chocolatero y Campeón Tajante del World Chocolate Masters. En opinión de Pepe Rodríguez, uno y otro hicieron «dos postres malos de verdad».

Pese a que Lucía y Perico resultaron ser finalmente los expulsados, no fueron los únicos que estuvieron en la cuerda floja. La Terremoto de Alcorcón y Laura Sánchez se salvaron, en palabras de Pepe Rodríguez, «de fenómeno». Tanto Lucía como Perico esperaban su expulsión. «¡Yo no tenía ninguna duda!», admitía el exciclista, que como le dijo el enjuiciador se había «rendido» antiguamente de comenzar la prueba. La hermana de Miguel Bosé reconoció poseer estado «derrotada» y «bloqueada» en el cocinado, durante el cual se le vio abatida y llorando en varias ocasiones.

Perico dijo con una gran sonrisa que estaba «agradecido infinito» al software por hacerle «un hombre nuevo en la cocina» y por darle «amigos para toda la vida». Unas palabras que respaldó Lucía, que se mostró muy oportuno por poseer conocido a sus compañeros de aventura y por poseer adquirido «una estructura cerebral». Pepe le recordó que todavía queda un miembro de su clan en el concurso, su sobrino Nicolás Coronado, al que Lucía animó a continuar peleando por la conquista: «Tú cachas, sigue para delante». Aunque para ella, el triunfador sería Florentino Fernández, al que considera «el más llano». Perico apostó por la conquista de Josie o Coronado.

Las lágrimas de La Terre y el pin de Miró

Todos los compañeros se quedaron muy asombrados y tristes al descubrir que Dominguín era una de las expulsadas. «Yo creía que iba a estar en la final», afirmó Coronado, con la aprobación de Juan José Ballesta y Ainhoa Arteta, que no podía reprimir las lágrimas. Pero la más afectada fue La Terremoto de Alcorcón, que estaba muy unida a uno y otro y expresó su malestar con la valor de los jueces. «Hoy era el día de la mala goma, la prueba ya tenía arrojo y ahora… ¡muy mal!», dijo entre lágrimas. Aunque no todo fueron malos momentos en el botellín software del talent culinario, pues Gonzalo Miró se hizo con el pin de la inmunidad frente a Arteta e Iván de ‘MasterChef 8’.