Lydia Lozano amenaza con abandonar 'Sálvame' tras desvelarse su polígrafo secreto sobre Ylenia Carrisi

«Hemos abierto cientos de melones, hemos explotado un millón de bombas, pero no todo ha sido contado, no todo salido a la luz. El día 18 de mayo llega la madre de todas las tardes». Así se anunciaba ‘Sálvame el programa de este lunes. Coincidiendo con el estreno de ‘Pasapalabra’ en las tardes de Antena tres, Telecinco echó toda la carne al asador para frenar el regreso del concurso. ¿Qué bombazo tenían entre manos para desgastar a la competencia?

La trama se comenzó con Kiko Hernández reincorporándose al espacio de La Factoría de la Tele con una llave que abría el cajón de los secretos. Un sitio lleno de informaciones comprometidas y polémicas que afectan de manera directa a los cooperadores. Y Lydia Lozano fue la enorme víctima de la tarde al salir a la luz el episodio más obscuro de su pasado.

La historia se remonta a 2005, cuando empezó la polémica historia de Ylenia Carrisi, la hija de Albano y Romina. Un sonado caso de la temporada de ‘A tu lado’ que puso en duda la reputación profesional de Lozano. Pero hay un dato que la audiencia y la mayor parte del equipo desconocía: Telecinco efectuó un polígrafo privado a la cronista para probar la veracidad de sus informaciones.

En exactamente el mismo plató donde se efectúa ‘Sálvame’ y con un equipo reducido de personas, tuvo lugar ese polígrafo secreto para conocer qué sucedió verdaderamente con las informaciones sobre el caso Ylenia Carrisi. Una sala obscura donde Lozano pasó cerca de seis horas respondiendo a todo género de preguntas de los directivos de la cadena, conforme narró la propia protagonista.

Lydia Lozano, destrozada frente a la noticia

La tarde del lunes se tornó difícil para Lozano, que tras el anuncio de su secreto no pudo contener las lágrimas y se desmoronó. «Hasta luego», afirmaba entre lloros mientras que abandonaba el plató. «Se blindaron las puertas, se firmó que no se podía hablar ¡Eso fue lo que firmé!», chillaba enfurecida, en tanto que se suponía que el polígrafo sería secreto. «Me voy a mi casa y no vuelvo», conminaba si el programa se atrevía a poner el vídeo. «No voy a decir nada, si se emite me voy», agregaba. Finalmente, no se mostraron las imágenes mas informaron los espectadores que serían desveladas este martes, ¿coincidiendo con la emisión de ‘Pasapalabra’?