Manel y Adriana, concursantes repescados en la Gala 4

*En elaboración

La tinieblas del 6 de enero, la octava tirada de ‘MasterChef Junior’ alcanzó su cuarta traje, en la que los aspirantes se reencontraron con sus antiguos compañeros en la prueba grupal, relacionada con Drácula, y grabada con el Castillo de la Mancha de Medina del Campo (Valladolid) de fondo. Los entonces expulsados eran los encargados de defender su reingreso en el talent culinario elaborando postres temáticos de forma individual, tras lo cual Manel y Adriana lograron su objetivo frente al resto de sus compañeros.

El reparto de los postres entre los aspirantes expulsados estuvo a cargo de Ana Iglesias, ganadora de la octava tirada de ‘MasterChef’, quien asimismo estuvo a cargo de los platos que formaban los menús de los dos grupos de aspirantes que competían por conseguir puntos y mantenerse en el concurso. Tras una elaboración en la que tenían menos tiempo que los aspirantes, dada la elaboración de un único postre varias veces, los exaspirantes debían «traicionar» sus elaboraciones a los invitados, tras lo cual los jueces emitieron sus veredictos finales.