María Patiño, indignada tras ser sustituida por Chelo García-Cortés en 'Socialité'

La sección ‘Quiero mosca’ no descansa en ‘Sálvame Tomate’ y un día más, la periodista Chelo García-Cortés ha sido la protagonista de la misma, teniendo que aventajar varios retos que no han dejado indiferente a absolutamente nadie. Precisamente, una de las pruebas encomendadas por la dirección del software no ha gustado a una de las colaboradores, que no dudó en mostrarse completamente indignada en el formato de La Manufactura de la Tele este jueves 22 de octubre en Telecinco.

«¿Aceptas presentar este sábado ‘Socialité’ y dejar a María Patiño en casa?» fue la prueba planteada por la dirección de ‘Sálvame’, un provocación que Chelo no dudó en aceptar, mientras Patiño entonces se preguntaba: «¿Y ella cobra incluso mi sueldo?». Esta confesó que «estoy jorobada porque a ningún presentador se le ha quitado su trabajo» y exigió a su compañera nutrir el buen rendimiento del magacín, que a día de hoy es un auténtico éxito en Telecinco. «Hay mucho equipo detrás currando, así que no baje ni una décima la audiencia», dejó claro esta, recordándole Chelo que iba a tener que prepararse muy correctamente, tal y como ella hace cada fin de semana.

El resto de pruebas

La prueba molestó especialmente a Patiño, pero esta no fue la única que Chelo tuvo que realizar durante la tarde. Por otro costado, la periodista tuvo que contestar si ficharía por ‘El software de Ana Rosa’ aunque cobrase menos que en ‘Sálvame’, una cuestión a la que dijo muy tajante que no y «Kopérnica» le dio toda la razón. Paralelamente, la colaboradora incluso ha tenido que contestar a otra cuestión, en este caso referente a su pareja Marta Roca. Se le ha preguntado si ella es una mantenida, a lo que Chelo ha afirmado que «no». Pues correctamente, «Kopérnica» incluso le ha entregado la razón, dejando claro que la periodista no cree estar manteniendo a Marta a día de hoy.

Finalmente, y como final gran provocación de esta entrega de ‘Quiero mosca’ en ‘Sálvame’, Chelo ha tenido que escayolarse los brazos. Aunque inicialmente esto no le ha hecho demasiado sandunga la prueba planteada, finalmente ha aceptado (como ha sucedido hasta ahora siempre) y se ha escayolado uno y otro brazos. En definitiva, nuevos retos que parece que seguirán en las próximas entregas de ‘Sálvame’ y es que García-Cortés se ha confirmado como una concursante prácticamente perfecta en este ‘Quiero mosca’ que ha agresivo ‘Sálvame’.