«Me dejaron desnudo delante de cientos de personas»

Yon González ha sabido mantenerse en un oficio tan competitivo, y a veces volátil, como el de de la interpretación. Desde que se diera a conocer con ‘El internado’, el actor vasco ha ido encadenando proyectos tan notorios como ‘Gran Hotel’ o ‘Las chicas del cable’ y ahora rueda ‘Los herederos de la tierra’, la secuela de ‘La catedral del mar’, pero no todo ha sido un camino de rosas, como él mismo ha evidente en una entrevista con ICON, ya que ha habido momentos mucho más duros que otros.

Aunque le asociemos principalmente con el medio televisivo, González todavía ha tenido incidencia en la gran pantalla, donde irrumpió en 2009 con «Mentiras y gordas», una de las producciones españolas más polémicas de la historia flamante, que se caracterizó por el festival de escenas de sexo en el que se sumergió a estrellas del momento como Hugo Silva, Ana de Armas, Mario Casas o el propio González.

«Me dejaron desnudo delante de cientos de personas durante diez minutos, sin albornoz ni toalla. Me estafaron por no aprender de que? iba esta historia. Hay clan mala e interesada en todas partes, tambie?n en esta profesio?n,» recuerda el intérprete una plazo a posteriori, poniendo en duda las condiciones en las que se grabó aquella controvertida cinta que tanto dio que musitar.

En contra de subastar su intimidad

Separado de rememorar ese complicado episodio de su carrera, González todavía se ha sincerado acerca de la tendencia de los intérpretes emergentes de entregar la intimidad en redes sociales. «No ensucies tu imagen, porque au?n eres muy tierno. Ense?n?ala a trave?s del oficio, no de Instagram,» asegura el actor que, a pesar de sumar 1,4 millones de seguidores en esa red social, no se plantea explotar su vida privada a través de ella para aventajar más relevancia: «Antiguamente dejo de ser actor y me meto a otra cosa. Mi intimidad es solo mi?a