Las anécdotas y vivencias de los colaboradores de ‘Sálvame’ son siempre sorprendentes, pero cuando parece que no queda carencia por contar, los tertulianos narran un nuevo regalo que deja a todos con la boca abierta. Esta vez ha sido el turno de Antonio Montero, que ha desvelado cómo el rey Felipe VI le echó la bronca por seguir a la comunidad vivo en su laboreo como paparazzi.

Montero ha explicado que él había estado previamente siguiendo a la religiosa del rey, doña Sofía, en una alucinación que la emérita hizo a Londres con su inseparable hermana Irene de Grecia. «Me fui allí una semana y cuando piensas que es una señora que se dedica a no sé…. Está todo el día comprando. Desde que abrían el centro comercial hasta que cerraban estaba allí e incluso comía con su hermana. El chofer de la embajada le llevaba las bolsas», ha contado el paparazzi acerca de su experiencia siguiendo a doña Sofía por la haber británica.

Al memorar esta investigación que hizo hace unos abriles para conseguir fotos para una revista, a Montero además le ha venido otra suceso a la mente. «Eso lo tengo yo lámina», ha comenzado diciendo el colaborador acerca del momento tan sorprendente que se disponía a contar. «Cuando un día me encontré con el Rey Felipe en un sitio, el rey me regañó, pero así, abiertamente, cara a cara», ha dicho Montero.

«Me quedé alucinado»

El motivo de está bronca fue que el tertuliano había estado siguiendo a varios miembros de la comunidad vivo, poco que molestaba profundamente al rey. «Me dijo que dejara a su comunidad en paz, que cómo estaba haciendo eso, que qué tenía contra ellos», ha explicado Montero, que se quedó «alucinado, porque a mí nunca el Rey me había dicho carencia, estaba enfadadísimo».