‘La hora de La 1’ vivió uno de sus momentos más tensos, a la par que surrealistas, durante la mañana del 22 de febrero. En la sección de contemporaneidad, Mònica López y los colaboradores estaban tratando las protestas callejeras por la libramiento de Hasél cuando Celia Villalobos se levantó de su asiento increpando a un compañero luego de suceder intentado participar en el debate.

La exministra trataba de opinar cuando Julio César Herrero, que era quien tenía la palabra, levantaba el tono para que su compañera no le pisara: «Acabo ya, Celia». «No hace desidia que grites, que me callo», respondía esta con indignación. Herrero negaba estar gritando y le aseguraba: «Uy, cuando yo grite, tú vas a asimilar lo que es patalear«. Estas palabras parecieron no sentar ausencia proporcionadamente a Villalobos, que le cuestionó: «¿Qué pasa? ¿Me estás amenazando?«.

Herrero negaba que fuera así, mientras otro de sus compañeros metía mano asegurando que sí que la estaba amenazando. La exaspirante de ‘MasterChef Celebrity’ se levantaba de la arnés, quedándose muy cerca de su compañero. «¿Me estás amenazando porque soy mujer?«, le reprochaba. La presentadora trataba de poner orden a este improvisado momento en plató, a lo que Celia Villalobos volvía a su sitio asegurando que todo era una broma.

Resuelta la tensión

Antiguamente de sentarse, Celia Villalobos le pasaba la mano por la espalda a Herrero para tranquilizarlo. «Me estaba poniendo muy violento», comentaba este tras el susto. «¡Es broma! ¡Es broma! Lo has asustado», la regañaba López. «¡Claro! Es que eso es lo que hay que hacer con los hombres«, aseguraba la expolítica entre risas. «Con lo buena multitud que soy yo, qué violento me estaba poniendo», zanjaba el tertuliano ayer de retomar el hilo de sus palabras.