*En elaboración

La perplejidad del jueves 18 de febrero, ‘La isla de las tentaciones’ emitió su botellín software en Telecinco, en el que se pudo ver la segunda hoguera de Lola Mencía. La leonesa pudo ver cómo su pareja compartía no solo numerosos momentos con Carla, sino que todavía se besaba con ella. Adicionalmente, escuchó con incredulidad las críticas de Diego James Lover contra ella, quien afirmaba sentirse aliviado por no acontecer tenido hijos con Lola, transmitido que una separación supondría que él tendría que ser, supuestamente, el encargado de la manutención.

«Yo me hubiese liado con ella. Yo los combates los gano por KO», aseguraba todavía el montañés, frente a lo que incluso Cuadro García, compañera de Lola, lo calificó de «patético». «De todo esto me callado con lo que me tengo que salir alrededor de mi persona. Yo soy una mujer muy trabajadora, creo que él no me ha tenido que fertilizar ni un duro nunca», defendió la leonesa, tras oír las críticas de su pareja, momento en el que al punto que era capaz de contener el llorera. «Soy una mujer independiente en ese sentido. Siempre me he pagado todo yo. Eso me ha parecido muy soez», reconoció la participante, molesta, tras lo cual aseguró que Diego «actúa por venganza, por dejarme mal. En ese sentido, pensé que en absoluto diría poco así de mí, porque no me considero una escaso diabla que no tiene ni donde caerse muerta». «No soy práctico ni mínimo, soy lo más humilde del mundo», reiteró Mencía, tras acoger el apoyo de sus compañeras.

El software emitió entonces nuevas imágenes en las que Diego conversaba y se besaba con Carla, para posteriormente apuntalar que «el que ríe el final, ríe mejor y yo río el final siempre». «Todo el rato orgullo, orgullo y más orgullo», criticó Lola, que apuntó a que sus actos estaban movidos por «despecho, venganza, orgullo, rencor». «¿Crees que te ha dejado de querer?», planteó entonces Sandra Barneda, provocando que Lola se derrumbase y rompiera a lamentar. «Yo no lo he dejado de querer. Eso no te lo puedo contestar, porque yo sabía que iba a llevar a cabo así», respondía finalmente la participante, incapaz de contener el llorera. «Por una vez en la vida, cualquiera que he conocido en tres días me ha puesto por encima, poco que él no ha hecho en tres abriles», declaró la leonesa, haciendo remisión a Simone Coppola. «Para mí es muy musculoso. Creía que mi relación era perfecta y venir aquí y verlo con tus propios luceros, sentirlo en tu corazón, que no lo es, es duro hasta que lo asimilas«, reconocía Lola quien, frente a las cámaras, admitió que «me llevo desilusión». «Ha decidido ser franco sin ni siquiera tener una conversación conmigo. Se la ha sudado, entonces que haga con su vida lo que quiera», declaró, al departir de su pareja.